La impresión 3D es el presente, la 4D el futuro. Es lo que piensan desde el MIT hasta el ejército estadounidense, instituciones que llevan tiempo investigando esta tecnología. La impresión 4D, o la habilidad de los objetos de transformarse y adaptarse en el tiempo, promete. Un vídeo debajo te muestra por qué.

Las imágenes debajo dan una idea de qué se podría llegar a conseguir con la impresión 4D: un objeto impreso en 3D capaz de doblarse y transformarse para convertirse en otro completamente diferente. El vídeo muestra solo un aspecto de la impresión 4D, como su posible aplicación a joyería y moda, pero es fácil imaginar cómo se podría utilizar en diseño, electrónica, arquitectura, arte...

El vídeo corresponde al proyecto Kynematics, que explora las posibilidades de la impresión 4D en la moda. Sus responsables han creado un servicio web con el que el usuario puede diseñar sus propias joyas que luego, impresas en 3D, se pueden transformar en múltiples formas diferentes de la inicial.

Advertisement

Es solo un aspecto del 4D, ya que el MIT, por ejemplo, añade otra variable: objetos que se ensamblan y transforman de forma autónoma. ¿El futuro? Tal vez. Aunque desde luego no parece cercano. [Kinematics vía Boing Boing]