Guardemos un minuto de silencio en memoria de ese príncipe nigeriano que nos pedía ayuda para no se qué cuestión de una herencia. Él, los anuncios de pastillas azules para alegrar las entrepiernas cansadas y otros tantos correos basura de dudosísima reputación están muriendo por fin. Es el fin de una era, pero dista mucho de ser una buena noticia.

El spam está desapareciendo a un ritmo más lento de lo que nos gustaría pero constante. Eso es al menos lo que se desprende del último informe de seguridad online publicado por Symantec. Según las cifras que maneja la compañía, el spam mundial acaba de traspasar la barrera psicológica del 50%, situándose en un 49,7% de todos los correos electrónicos a nivel mundial. Parece mucho, pero es un excelente panorama teniendo en cuenta que, entre 2008 y 2010, 9 de cada 10 email enviados en el mundo eran correo basura.

Advertisement

El declive comenzó en 2011, cuando se logró neutralizar algunos de los botnet más extendidos como Mariposa o Waledac. Desde entonces, las cifras han ido bajando poco a poco hasta llegar al 49,7%. Tendríamos que remontarnos hasta 2003 para encontrar una cifra de Spam tan buena.

Cabría pensar que este descenso es coyuntural, y que acabará por volver a subir tarde o temprano, pero en Symantec están convencidos de que el declive de esta cansina forma de expandir malware es definitivo. Kevin Haley, Director de Seguridad de la compañía, explica que parece dudoso que nuevos botnets vayan a sustituir a los antiguos.

Advertisement

¿Por qué la desaparición del Spam no es una buena noticia? La respuesta está en otra cifra del mismo informe, la del número de nuevas amenazas de cualquier tipo. El malware sigue subiendo imparable. De 44,5 millones de programas maliciosos en mayo, hemos pasado a 57,6 millones en junio. Como explica Haley:

Este aumento en la actividad, unido al declive continuo en el uso de malware vía email apoya la evidencia de que los atacantes simplemente están moviéndose hacia otras áreas como las redes sociales. Lo bonito de estas redes es que puedes lograr que sean los propios usuarios los que hagan spam por ti.

En definitiva, que el Spam no ha descendido por nuestros esfuerzos a la hora de eliminarlo, sino que simplemente se está adaptando a los nuevos tiempos. Lo que la cifra confirma, más bien, es el declive del correo electrónico tradicional en beneficio de otras formas de comunicación. [vía Symantec]

Ilustración: BUNDITINAY / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)