¿El motor de mi coche sufre si necesita gasolina prémium y reposto con regular? Esta es una pregunta que ha inspirado un sinnúmero de debates y peleas, incluso separando familias y rompiendo amistades. Para llegar al fondo de este eterno dilema, recurrí a un ingeniero en sistemas de combustible, con la esperanza de resolverlo de una vez por todas.

Quizás el tema es ahora más común dado que la brecha entre el precio de la gasolina regular y la premium se ha venido ampliando. Actualmente ronda los 50 centavos de dólar, que son entre 6 y 8 dólares por cada depósito lleno (y más aún si tu tanque de gasolina es muy grande). Eso es bastante dinero si tomamos en cuenta las veces que vamos a la gasolinera, y por eso es fácil caer en la tentación de usar una gasolina de menor octanaje.

Advertisement

Antes que nada, debemos entender cuál es la diferencia entre gasolina regular y prémium. Todo gira en torno al octanaje. Si dejamos de lado la parte más complicada y química, podemos entender el índice de octanaje de un combustible como su nivel de resistencia a la vigorosa compresión que experimenta antes de que haga ignición, como el diésel. Cuando, en un motor a gas, el combustible hace ignición por la compresión y no por la bujía, ese fenómeno se conoce como knock (“detonación” o combustión prematura), y puede causar un grave daño al motor.

Los motores de compresión más alta tienden a generar más potencia. Esto, debido a que los pistones están exprimiendo ferozmente la mezcla de aire y combustible, lo que los hace más susceptibles a la “detonación”. Esa mayor exigencia para los motores es la razón por la que es preferible usar en ellos el combustible prémium.

Sin embargo, poner combustible de alto octanaje en un motor de baja compresión no tendrá otro efecto que el de hacerte perder dinero. No hará que tu coche corra mejor o peor, así que si le das combustible prémium aunque no lo necesite, simplemente le estarás dando un placebo costoso.

Advertisement

Advertisement

Actualmente, los motores computarizados y sistemas de gestión pueden compensar diversas necesidades del vehículo, incluso el no tener combustible con el octanaje requerido. ¿Significa esto que los motores ahora son inmunes al uso de gasolina con menor octanaje que el que necesitan?

Para llegar al fondo de esto, contacté con un ingeniero de la General Motors que trabaja en todo lo relacionado con sistemas de combustibles: desde el depósito hasta el inyector. Si bien dejó claro que no está familiarizado con el proceso una vez que el combustible se rocía en los cilindros, compartió con nosotros información muy interesante:

El consenso general es que sí, puedes ahorrar algunos centavos por galón si usas gasolina menos cara en tu coche, y esto no tendrá mayor impacto a corto plazo. El sensor anti-detonación hace un buen trabajo minimizando el riesgo de que el motor se dañe.

Sin embargo, es probable que pierdas un poco de rendimiento, ya que la calibración de la unidad de control del motor depende del uso de combustible prémium. Dicho esto, el costo por kilómetro puede, en efecto, ser el mismo. Puede darse el caso, como con un Chevy Malibú, de que la diferencia entre una gasolina y otra sea de solo 0,25 centavos de dólar por galón (2,5 dólares si llenas el depósito). Eso es más barato que un café en Starbucks.

A largo plazo no queda del todo claro cuáles son los efectos. Hay alguna evidencia anecdótica que comprueba un mayor desgaste en los componentes del motor, pero esto no ha sido cuantificado (sobre todo porque comprobarlo sería costosísimo). Se necesitarían cientos de coches recorriendo más de 16.000 km, y que todos usen gasolina regular en lugar de prémium que sus respectivos motores les exigen, para cuantificar las consecuencias en mucho tiempo.

Probablemente, lo mejor sea ceñirte al combustible recomendado para tu vehículo. A fin de cuentas, no hay beneficio suficiente que justifique el posible costo adicional que terminarás generando.

También agregó lo siguiente:

Para mantener los niveles de emisiones del tubo de escape en línea con los márgenes recomendables, definitivamente deberías utilizar el combustible recomendado. Para minimizar las emisiones el trabajo de calibración es tal que si cambiamos la gasolina prémium por una regular tendrá un impacto negativo. Probablemente no tanto como para que te nieguen un certificado de emisiones de CO2, pero definitivamente hará que tu coche sea menos amigable con el medio ambiente.

Entonces, estas son las conclusiones:

Advertisement

• Lo más probable es que no le hagas daño a tu motor en el corto plazo si usas combustible de menor octanaje, gracias a lo bien que trabaja el sensor anti-detonación.

• El dinero que “ahorras” puede ser una pérdida de todos modos, porque el motor está diseñado para proveer de un rendimiento y eficiencia óptimos con un tipo específico de combustible. Cambiarlo reducirá la potencia, lo que provoca que se use más gasolina.

Por su puesto, si la diferencia entre prémium y regular sigue creciendo, las matemáticas cambiarían. Si el combustible prémium continúa encareciéndose más rápido que el regular, usar la gasolina más barata sí permitirá que ahorres dinero, al menos en el corto plazo. Aún así, ten en cuenta lo siguiente:

Advertisement

• Contaminarás un poco más. Estarías matando a la madre Tierra, maldito monstruo.

• Los efectos a largo plazo no son del todo conocidos; es decir, correrías algunos riesgos.

Si estás buscando una regla general, diría que lo más recomendable es que uses el combustible que se supone deberías utilizar. A menos, claro, que estés en la quiebra, en cuyo caso puedes hacer trampa de vez en cuando sin muchos remordimientos. No parece que sea tan importante después de todo.

Advertisement

Advertisement

Sin embargo, en general, si deseas conservar tu coche por largo tiempo, ¿por qué exigirle tanto? Gastar entre 5 y 8 dólares por llenar el depósito no es lo mejor, pero tómalo como una especie de mantenimiento preventivo para la salud a largo plazo de tu motor.

Finalmente, si es un coche rentado, al diablo, usa la basura más barata que puedas encontrar, ¿de acuerdo? Quizás, de esa manera al fin podremos construir nuestra flota de prueba con coches que nunca usan el combustible que realmente necesitan.