Los Simpsons

Fíjate bien en las imágenes del videojuego que incluimos a continuación. ¿Qué le falta a la primera? O mejor dicho, ¿qué le han añadido a los Simpsons? Sí, un dedo de más en cada mano. La carátula pertenece al lanzamiento del videojuego en Japón, un país donde existe un estigma con las manos de cuatro dedos.

Veamos otro ejemplo con los dibujos de Bob the Builder, cuyo protagonista también cuenta con cuatro dedos. Cuando el personaje fue exportado a Japón, se informó que se debía tratar de cambiar el merchandising de los personajes para que tuvieran cinco dedos.

Bob. Wikimedia Commons

Los productores, extrañados, acudieron a una reunión para conocer de primera “mano” qué ocurría. Bob no era el primero, anteriormente había ocurrido con otra figura infantil muy famosa, Postman Pat. La respuesta les dejo sorprendidos: cuatro dedos recuerdan a los Yakuza, la famosa mafia japonesa.

Pat. Wikimedia Commons

Al parecer, la mafia más temida del país cortaba sus dedos pequeños como señal de que eran personas en las que se podía confiar, además de tipos con carácter. Según explicó a la BBC la periodista japonesa Chika Miyatake:

El problema es que si los niños japoneses ven estos dibujos con el personaje con cuatro en lugar de cinco dedos, podrían hacer una broma simulando que están en la mafia, aunque no se asustarían de ella.

De hecho, Pokemon y otros dibujos animados japoneses son mucho más violentos y están más acostumbrados a ver animación espantosa en la tele. En cualquier caso, los padres en Japón no vigilan lo que sus hijos están viendo de la misma manera que en Occidente.

Por tanto, la superstición y la tradición se mezclan en Japón. De hecho, la propia Disney paga una retribución a los grupos de lobby en el país con el fin de evitar cualquier controversia relacionada con sus personajes de cuatro dedos.

Advertisement

Llegados a este punto vale la pena investigar un poco, ¿qué hay de cierto en aquella leyenda? ¿De verdad los Yakuza se cortaban un dedo?

Yubitsame, el ritual

Imagen: XpatNation

Es posible que hayas visto alguna película donde se mostraba a los Yakuza. De ser así, lo normal es que en una escena un gánster de bajo rango se haya tenido que cortar (o arrancar) un dedo meñique, una auto-mutilación como signo de disculpa. ¿Realmente era así?

Advertisement

En realidad se trata del Yubitsume (literalmente “cortar un dedo”). Un ritual japonés para compensar las ofensas hechas a alguien, una forma de ser castigado o de disculparse sinceramente ante otro Yakuza, mediante la auto-amputación de una parte del dedo meñique. Además, el acto de realizar el yubitsume se llama yubi o tobasu, que significa algo así como “hacer saltar el dedo”.

El origen del ritual es más confuso, se piensa que probablemente se haya originado con los bakuto, luchadores itinerantes que fueron los predecesores de los Yakuza modernos. Si una persona no podía pagar su deuda de juego, se aceptaba el yubitsume como método alternativo de pago. Otros dicen que se remonta a los tiempos de los samuráis, cuando el dedo meñique era importante para agarrar la empuñadura de una espada o daga, por lo que perder parte de ella te dejaba prácticamente indefenso.

Sea como fuere, con los nuevos tiempos la práctica quedo poco a poco en desuso. De hecho, se produjo una circunstancia curiosa. Muchos miembros de las familias que trataban de “reincorporarse” a la sociedad de forma legal, tenían problemas con el estigma del dedo que les faltaba y los delataba. ¿La solución? Dedos protésicos.

Por esta razón, parte de Japón ha quedado marcada con esos cuatro dedos que no quieren ver ni en pintura (o en dibujos). Por cierto, si te preguntas la razón de que Mickey Mouse, Los Simpsons, Tom y Jerry o los Looney Tunes cuenten todos con cuatro dedos en cada mano, la respuesta es simple: los animadores se ahorraban muchísimo tiempo en la época en la que todo se dibujaba a mano. [Wikipedia, Xpat Nation, BBC]