Puede parecer un detalle trivial pero todos esos juegos que muestran la clásica cruz roja, especialmente si es sobre fondo blanco, para representar salud en realidad no están autorizados para hacerlo. El motivo es uno de esos absurdos enredos legales en los que interviene la propiedad intelectual.

Resulta que la cruz roja es propiedad de, efectivamente, la Cruz Roja con mayúsculas y del organismo que la gobierna, el International Committee of the Red Cross. Ese organismo se encarga a su vez de “proteger el símbolo de cualquier uso que no consideren conveniente”.

Los desarrolladores de Prison Architect, según informa PC Gamer, descubrieron hace poco está particularidad. Recibieron un email que afirmaba que “Si el emblema de la cruz roja o signos similares son usados para otros propósitos, sin importar lo beneficiosos o inconsecuentes que puedan llegar a ser, el significado especial que este tiene disminuirá”. Prosigue: “El emblema de la cruz roja y similares no son signos generales para ambulancias, salud, primeros auxilios, enfermería, medicina o similares. Además, no son signos que puedan utilizarse con propósitos comerciales, tales como campañas publicitarias o productos”.

Advertisement

Advertisement

Está claro que detrás de la verborrea legal solo se esconde un ánimo, justificado o no, comprensible o no, para proteger su marca, el problema es que la aplicación de dicha norma es cuanto menos muy irregular.

Lo más probable es que al leer el titular o el texto haya pensado “Un momento, pero yo recuerdo que en este juego aparecía una cruz roja, y en este otro también”. Eso es porque, efectivamente, son muchos los juegos los que lo utilizan sin importar las implicaciones. Puede ser, también, por desconocimiento de la norma. En el caso de Halo, los botiquines han evolucionado y pasaron de tener la dichosa cruz a una H, roja, mucho más ambigua:

Izquierda: juego de Halo antiguo. Derecha: Juego de Halo más moderno.