Si sueles ver Juego de Tronos, sabrás que Jon Snow suele viajar acompañado de un descomunal lobo huargo albino llamado Ghost (Fantasma). La bestia no se separa casi nunca del bastardo de los Stark, pero el capítulo nueve de la sexta temporada es una de esas contadas ocasiones. ¿Dónde estaba Ghost?

La pregunta es especialmente intrigante porque en el capítulo nueve se desarrolla una brutal batalla entre los partidarios de los Stark y los de los Bolton que está a punto de saldarse con la muerte de Jon Snow. ¿Dónde estaba Ghost en todas las ocasiones en las que su amo estuvo a punto de perecer?

La respuesta, en realidad, es muy sencilla y no gira alrededor de ningún extraño giro de guión. Ghost hizo un discreto mutis por el foro porque HBO no tenía suficiente dinero para incluirlo. Juego de Tronos es una serie de alto presupuesto, pero ni siquiera así puede compararse con las cifras que maneja una producción cinematográfica. No hay un número oficial, pero se calcula que el episodio nueve ha costado entre 11 y 25 millones de dólares.

Para empeorar las cosas, el capítulo tiene ya una abundancia brutal de CGI. La batalla entre los dos bastardos y los dragones de Daenerys se llevaron prácticamente todo el presupuesto disponible para efectos visuales. Según Entertaiment Weekly, la escena de la batalla necesitó de la intervención de 600 técnicos de rodaje, 500 extras, 70 caballos, 25 especialistas en escenas de acción y cuatro equipos de cámara. El rodaje llevó 25 días.

Advertisement

Advertisement

La gota que colmó el vaso del presupuesto es el gigante Wun-wun. Miguel Sapochnik, director del episodio explica en una entrevista concedida a Business Insider:

En el guión original Ghost participaba en la batalla, pero se trata de un personaje increíblemente caro y complicado de poner en pantalla. Finalmente tuvimos que elegir entre Wun-Wun y el huargo, y el lobo perdió esa batalla.

Sapochnik no lo menciona, pero el papel del gigante en la batalla también es mucho más crucial del que el pobre Ghost nunca podría tener. Afortunadamente. Se trata de cuestiones de producción. En lo que a guión se refiere, Ghost sigue vivito y coleando, así que los fans del enorme lobo blanco pueden respirar tranquilos. [vía Business Insider]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.