Uno lo puede suponer, pero nada mejor que oír la explicación en palabras del propio jefe de Nintendo, Satoru Iwata, sobre algo por lo que muchos pagarían: jugar a títulos de Nintendo en la PlayStation o en la Xbox. No ha ocurrido en el pasado y, según Iwata, jamás va a ocurrir. ¿El motivo? Sería un suicidio para Nintendo.

En una entrevista con CVG, Iwata lo dejó claro por si había dudas: "Si fuera a tomar la responsabilidad de la compañía durante solo los próximos uno o dos años, y si no me preocupara el futuro de Nintendo, tendría sentido ofrecer nuestros importantes títulos a otras plataformas, y de esa forma hacer un beneficio a corto plazo. Sin embargo, en realidad soy responsable también del futuro a largo plazo de Nintendo, por lo que nunca pensaría en ofrecer nuestros preciados recursos a otras plataformas".

La lógica tiene todo el sentido del mundo. Gran parte de los ingresos de Nintendo (aunque cada vez menos) proviene de la venta de su propio hardware. Y si quieres jugar al Zelda o al Mario, no te queda otra: lo tienes que comprar. El momento en el que los juegos de Nintendo empezaran a aparecer en otras consolas, sería la ruina para la compañía. Cierto.

Sin embargo, no menos cierto es que esa regla de ecosistema cerrado solo funciona si tu hardware y software, si tus consolas y juegos, con iguales o mejores que los de los rivales. Y si falla lo primero, falla lo segundo. Si la 3DS o la Wii U no son lo suficientemente apetecibles como para luchar contra la PS4 o la Xbox One, hay un problema. Un problema al que se ha venido enfrentando Nintendo durante el último año. Esperemos que Iwata tenga también una respuesta para ello. [CVG]