Si alguna vez has estado en un aeródromo, o a bordo de un avión, y has tratado de tomar una foto de un hélice en marcha, es muy probable que hayas obtenido un resultado tan raro como el que ves sobre estas líneas. La explicación de estas extrañas fotos es muy sencilla.

La razón de que la hélice parezca “rota” y con fragmentos flotando en el aire se debe al sensor CMOS de la cámara. Los sensores digitales no captan la luz en una única toma general, sino que escanean la escena que tienen delante haciendo un barrido. Esta operación es tan rápida que congela los objetos de la imagen. Sin embargo, cuando alguno de esos objetos se mueve extraordinariamente rápido, como es el caso de las aspas de una hélice, su velocidad les hace alcanzar el barrido del sensor.

Las formas tan caprichosas que hacen las aspas se pueden apreciar en esta sensacional simulación gráfica elaborada por Hunter5625 sobre la plataforma Desmos. Si tienes un escáner de documentos en casa puedes ver un efecto parecido probando a escanear el segundero de un reloj analógico que funcione. [Desmos vía Petapixel]

Fotos: brownpau y Soren Ragsdale bajo licencia Creative Commons.

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)