Lo habrás visto infinidad de veces, patrones y formas extrañas que se producen a su vez como resultado de mezclar otros patrones. Es lo que se conoce como patrón de Moiré y el hecho de que sea tan frecuente es porque está, en realidad, en todas partes del aspecto visible, el invisible e incluso el auditivo, donde se denomina batimiento.

Este vídeo del siempre genial Tadashi Tokieda lo explica de manera muy sencilla. En algunos casos, como cuando generamos dos patrones aleatorios de punto y los superponemos, el efecto circular se produce porque nuestro cerebro guarda como referencia el desplazamiento de un punto sobre el otro, produciendo algo parecido a una forma circular concéntrica.

El resto, aunque depende de la forma de ambos patrones y los resultados pueden ser completamente irregulares, funciona de manera parecida. Cuando el comportamiento no linear de ambos “choca” entre sí, en los puntos de conflicto se producen determinados patrones que el cerebro percibe de manera regular.

Jugando con la disposición de ambos patrones pueden obtener distintas configuraciones o incluso variar el centro donde aparece el patrón.

Advertisement

Advertisement

No es el único caso, Tokieda también explora qué es lo que ocurre cuando mezcla dos patrones compuestos por diminutos cuadrados blancos y negros, como en un tablero de ajedrez, y por triángulos. Las formas que se generan son, en realidad, expresiones mismas de distintos parámetros físicos, y sus implicaciones van más allá de lo visual.

Por ejemplo, en sonido, un batimiento (el equivalente auditivo del patrón de Moiré) se produce cuando dos ondas ligeramente distintas interfieren entre sí. Los músicos lo utilizan para afinar instrumentos. Lo que Tokeida hace, solo que de manera mucho más visual, es exactamente lo mismo: ambos patrones están dispuestos de manera casi idéntica pero es la variación entre ambos lo que provoca el patrón, que no es más que una interferencia visual.

Fuente: Wikimedia Commons.

Aparece en otros sitios también como en la fotografía, donde es un problema conocido. Hay un ajuste de Photoshop dedicado exclusivamente a eliminarlo. El efecto se produce por el proceso de entrelazado que muchos sistemas de vídeo y foto utilizan para capturar la imagen. Cada una de las finas líneas de captura produce el patrón cuando capta un objeto con una forma similar. En este caso, son las finas hebras que componen la pluma del loro.

Sponsored

Hay más: en diseño de materiales, por ejemplo, se utiliza para medir la deformación en materiales y el estrés que una estructura tiene que aguantar. La forma del patrón, una vez esta está instalada, permite averiguar las tensiones a las que se somete. Aparece también en algunos diseños de billetes de manera intencional para evitar que se falsifiquen o incluso en microscopios, donde se utiliza para obtener información de patrones y estructuras que no aparecen en el efecto visible.

Y sí, pueden llegar a causar mareos.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)