Foto: tratong / Shutterstock

El jet lag es uno de los demonios más difíciles de sortear cuando viajamos. Aparte de decenas de remedios caseros (que no suelen funcionar), se dice que viajar hacia el este es mucho peor para el jet lag que hacerlo en dirección contraria. Un nuevo estudio acaba de confirmar que, al menos por esta vez, la intuición popular está en lo cierto.

Un estudio publicado por investigadores de la Universidad de Maryland confirma que viajar hacia el este alarga el efecto del Jet Lag. La razón es el ritmo circadiano.

El ritmo circadiano es el reloj biológico interno que regula los procesos del organismo. En el ser humano está localizado en una región del hipotálamo conocida como núcleo supraquiasmático y depende de la exposición del organismo a los ciclos de luz y oscuridad. Ese reloj interno da una vuelta completa cada poco más de un día (24,5 horas). Eso hace que sea relativamente sencillo para el organismo compensar los cambios que supongan alargar el ciclo de vigilia, que es lo que ocurre si viajamos hacia el oeste.

Sin embargo, si viajamos hacia el este, lo que estamos haciendo es acortar la duración del día. Los investigadores de Maryland han desarrollado una simulación de las neuronas del núcleo supraquiasmático y la han expuesto a las mismas condiciones de luz que encontraríamos en diferentes viajes hacia el este o el oeste. El resultado coincide bastante con lo que dice la sabiduría popular.

Esta es la cantidad de días que necesitamos para recuperarnos del jet lag de un viaje en función de las zonas horarias que atravesemos:

Advertisement

Advertisement

Viajando hacia el oeste:

  • 3 zonas horarias: 4 días
  • 6 zonas horarias: 6 días
  • 9 zonas horarias: 8 días

Viajando hacia el este:

  • 3 zonas horarias: 4 días
  • 6 zonas horarias: 8 días
  • 9 zonas horarias: 12 días

Estos tiempos no son universales. Cada persona tiene un reloj biológico sutilmente diferente. Algunas se recuperan con más facilidad del jet lag, mientras que otras parecen arrastrar sus efectos durante más días. Depende mucho de cómo afrontemos la experiencia de volar largos trayectos. En general, es buena idea beber muchos líquidos y tratar de mantener durante el vuelo el horario del lugar al que nos dirigimos. Paciencia y buen humor, que el viaje también forma parte de las vacaciones. [Chaos vía CNN]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.