Captura de pantalla: Michaelsan

El éxito de una película, serie o videojuego es directamente proporcional a la posibilidad de que exista una parodia porno al respecto. La de Final Fantasy XV ha tardado muy poco en llegar, pero mucho nos tememos que no pasará a los anales de la historia.

De hecho, y ante la posibilidad muy real de que Square decida demandar, se han ceñido únicamente al personaje de Cindy Aurum (la ingeniera que arregla el coche a los protagonistas al principio del juego) y ni siquiera se han atrevido a usar el nombre. En su lugar han optado por un discreto Full Service Station.

La sinopsis oficial de la escena dice así:

Advertisement

El coche de Sean Lawless se ha roto y acude a ver a un mecánico en medio del desierto. Nikki Benz aparece e inspecciona el coche de Mr. Lawless. La Sra. Benz dice que odia tener que cobrarle, pero que debe sacar el negocio a flote. Mientras tanto Sean se imagina a Nikki provocándole con sus enormes tetas por lo que está dispuesto a pagar cualquier precio por la reparación. Cuando un troll monstruoso aparece, Nikki lucha contra la criatura, pero pronto se da cuenta de que todavía tiene otro monstruo que domar, el enorme pene de Sean ni más ni menos.

En el tráiler de la escena (que obviamente es todo lo NSFW que la palabra porno puede sugerir) Nikki lucha contra una especie de Uruk Hai que flota inofensivamente a dos palmos del suelo (me atrevería a decir que se perdió durante un subidón de pellote y solo estaba preguntando la dirección hacia Moria).

Aparentemente, Nikki también envía señales al espacio dando fuertes alaridos y desempeña su actividad como mecánica sin herramientas y en una caseta en medio de la nada. Por su parte, Sean es un señor con la cabeza rapada y abrigo negro, y estoy casi convencido de que la camioneta en la que viaja es robada. El resto es porno del de toda la vida. Los que tengan curiosidad por la escena, pueden encontrarla aquí (NSFW). [vía Michaelsan]