Dentro de su a menudo impecable Last Week Tonight John Oliver ha podido entrevistar a Edward Snowden, el ex-agente de la NSA que durante 2013 protagonizó uno de los filtrados de información confidencial más importantes de la historia. Entre toda la paja y el humor, que lo hay, aparecen algunas declaraciones realmente interesantes.

Oliver alterna a menudo entre ese tono humorístico, a veces hilarantes y a veces simplemente incómodo, con otra serie de preguntas algunas de las cuales dan en el clavo.

Advertisement

En un momento de la entrevista, Oliver pregunta a Snowden si leyó todos los documentos antes de liberarlos a la prensa. O incide en el hecho de una pieza de información filtrada que no se modificó bien para ocultar información sensible sobre operaciones de la NSA en Mosul, Irak.

Para Snowden, lo verdaderamente importante es el hecho de que al liberar esa información el nivel de concienciación pública en torno al problema aumento drásticamente:

Mi gran temor al principio, cuando liberé la información, fue que todo esto se convirtiese simplemente en una historia de 3 días y después todo el mundo se olvidaría. Mi gran sorpresa fue cuando todo el mundo se dio cuenta de que era importante, y que teníamos que hacer algo al respecto

Quizá, sin embargo, las preguntas más importante son las que se centran en el verdadero impacto de la liberación de los archivos en el ciudadano medio, en la persona de a pie. Y puede parecer duro, o incongruente, pero es dolorosamente real: al ciudadano medio le importa poco la privacidad a nivel gubernamental. Ni siquiera sabe, como Oliver muestra, quien es de hecho Edward Snowden.

Advertisement

Lo que al ciudadano le preocupa, y le preocupa porque le afecta, es si de repente todas esas fotos personales o íntimas acaban en manos de su gobierno o peor aún vistas por quien no corresponde. En palabras de Snowden:

El auténtico reto es encontrar cómo comunicamos cosas que requieren años y años de entrenamiento y conocimiento técnico y las comprimimos en comunicados de apenas unos segundos.

Con todo, Snowden afirma que los ciudadanos deberían seguir enviando las fotos y los mensajes que deseen:

No deberías cambiar tu comportamiento simplemente porque un gobierno o agencia esté haciendo las cosas mal. Si sacrificamos nuestros valores porque tenemos miedo, lo más probable es que sos valores no nos importen tanto de todos modos.

El próximo 1 de junio, la sección 215 del Patriot Act se revisará de nuevo en el congreso de Estados Unidos, es la sección que extenderá, o denegará, las libertades de la NSA en lo relativo a sus programas de espionaje.