Apple lanzó este lunes la segunda versión beta de iOS 7 que, a diferencia de la primera, ya es compatible con el iPad. Se trata de eso, de una beta, y seguro que entre la versión final que veremos en otoño y la actual habrá muchas diferencias. Pero es la mejor indicación de cómo será el iPad a partir de ahora En Gizmodo hemos trasteado ya unos días con la beta de iOS 7 en el iPad. Te contamos nuestras primeras impresiones.

- Desbloqueo de pantalla: El gesto de deslizar el dedo en cualquier punto de la pantalla para desbloquearla era un pequeño cambio en el iPhone, pero es realmente diferencial en el iPad al tener más espacio en la pantalla. Es solo un detalle, pero realmente cómodo.

Advertisement

- Centro de control: El interfaz del panel de control es el mismo que en el iPhone, pero en el iPad podrás desplegarlo desde cualquier punto de la parte inferior de la pantalla. Incluso desde las esquinas. Es otra pequeña mejora que, unida a la anterior y a muchas más similares, te hace manejar la tableta de forma más intuitiva.

- Gestos: Algunos gestos se mantienen de iOS 6 y son confusos. Por ejemplo, el de deslizar los cuatro dedos hacia arriba para mostrar la barra inferior de multitarea ahora se hace bastante extraño. ¿Por qué mantenerlo? ¿Por qué no simplificarlo? Veremos si se mantiene en la versión final.

Advertisement

- Usabilidad: Hay novedades en la navegación y en el uso, como la nueva multitarea, que aún necesitan mejorarse. Por ejemplo, hasta ahora si entrabas en una carpeta de apps y de repente querías salir y volver donde estabas, solo tenías que tocar en cualquier sitio fuera de la pantalla. Era intuitivo y todo el mundo lo hace incluso si no sabe cómo funciona el sistema. Con iOS 7, sin embargo, si estás en el modo multitarea, ese gesto desaparece. Tocas en cualquier punto de la pantalla para regresar a donde estabas y no ocurre nada.

- Multitarea: la multitarea en el iPad está algo peor conseguida que en el iPhone básicamente porque hay mucho espacio de pantalla desaprovechado y las animaciones tardan más en finalizar. Es, en general, algo más difícil de manejar que en el iPhone. Hasta ahora, solo tenías que desplegar la barra inferior de multitarea y saltar de una app a pantalla completa a otra. Con iOS 7 hay un interfaz intermedio que visualmente es algo caótico y, si quieres volver donde estabas, no puedes tocar en cualquier punto de la pantalla, tienes que deslizar el dedo hacia la izquierda y tocar el icono en el que estabas. La multitarea es funcional y más rica que una simple barra de apps como hasta ahora pero, a cambio, no es tan rápida e intuitiva como antes.

- Pantalla: si tu iPad no tiene pantalla retina, iOS 7 va a perder mucho. En el iPad Mini no hay queja en cuanto a la nitidez y la tipografía, por su menor tamaño de pantalla, aunque los iconos de apps como Mail o Newsstand ser ven bastante peor que en un iPad o iPhone Retina. En el iPad 2 será igual o algo peor. Visualmente iOS 7 pide una pantalla retina.

- Transiciones: los cambios entre apps, o el paso de una app a la pantalla de inicio, de momento son lentos y con algo de retardo. No va todo lo fluido que debería, tanto en un iPad Mini como un iPad 3. En principio se debe a que es una beta, algo así no debería ocurrir con la versión final.

- Efecto Parallax: se ve mejor en el iPhone que en el iPad. Si te fijas, ahí está, pero es el típico adorno que no servirá para mucho. O nada.

Advertisement

En general las impresiones son positivas, aunque se nota que es una beta y es trabajo en progreso. Si Apple logra limpiar todos los detalles de usabilidad y estabilidad en el software, iOS 7 será el sistema operativo que estabas esperando para tu iPad.