Lo primero que puedes notar al tocar por primera vez la nueva Nintendo Switch es lo pequeño que son sus mandos de control. Cada JoyCon (qué nombre tan gracioso) mide apenas unos 10 centímetros. Si lo comparamos con un Wiimote es realmente pequeño.

Es sorprendente lo cómodos que son tanto cuando los sujetas por separado como cuando los acoplas a la base que los convierte en un mando único. Sin embargo, no son tan cómodos cuando los sostienes en posición horizontal (algo necesario para jugar en cooperativo cuando no se posee un segundo mando) porque son muy pequeños para sostener con las dos manos. De cualquier forma, la conclusión es que usar los JoyCon se siente genial.

Imagen del vídeo de presentación de Switch.

Lo pudimos comprobar jugando a The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Cuando probé el nuevo Zelda en la E3 lo hice con uno de esos enormes mandos de Wii U y pensé en lo que preferiría usar algo más cómodo. En el caso de la Switch fue una experiencia mucho más satisfactoria cuando jugué con los mandos tanto separados como unidos.

Nintendo llevó a cabo hoy un evento para que la prensa pudiera probar la nueva Switch. No habían muchos juegos disponibles (algo normal para una consola nueva) y habían algunos viejos como Skylanders: Imaginators y Disgaea 5. Jugué a Splatoon 2, que básicamente es el primer Splatoon pero con nuevas armas, y también probé el nuevo Super Bomberman R, que parece un remake del Super Bomberman de SNES. También pude probar ese juego extraño llamado Arms, el cual se sentía como uno de esos títulos de boxeo de Wii y aunque parecía divertido me aburrió al poco tiempo.

Advertisement

Advertisement

La joya del evento, como era de esperarse, fue el nuevo Zelda. En el recinto se podía probar la misma demo que durante el E3 (solo que esta vez en una Switch) y habían pantallas que mostraban áreas nuevas pero no podíamos probar.

Jugar a Zelda en la nueva consola fue una experiencia diferente. Estas son algunas de mis observaciones:

  • El proceso de cambiar del televisor a la portátil de Switch es bastante fluido. Cuando sacas la “tablet” de su base el juego aparecerá en la pantalla casi de inmediato, y cuando la vuelves a conectar el juego aparecerá en tu televisor en apenas 2 o 3 segundos.
  • Es muy fácil desacoplar los mandos JoyCon de la “tablet” de Switch, al igual que es fácil acoplarlos a la base que los convierte en un mando único. Cada uno de los JoyCon cuenta con un botón que deberás presionar para poder separarlo del sistema.
  • Jugar con los JoyCon por separado se siente bastante parecido a jugar con los mandos de la Wii, y esto es algo muy bueno. El hecho de jugar un título tan grande como lo es el nuevo Zelda con tus manos separadas se siente natural y cómodo.
  • Jugar con los JoyCon como un mando único también se siente muy bien, de la misma forma que cuando usas un control tradicional. Esta es la forma ideal para jugar a la mayoría de títulos. De hecho, Zelda te recomendará hacerlo así.
  • Zelda: Breath of the Wild es un juego tan impresionante como lo ha sido desde que Nintendo lo presentó el año pasado. Uno de los anfitriones me dijo que el título corre “un poco mejor” en Switch que en Wii U, lo cual no debería sorprendernos. (Nintendo quieres que compres la versión de Switch).
  • No puedo creer que escribí tantas veces una palabra tan fea como “JoyCon”.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.