Los nuevos iPhone solo han salido hoy a la venta en 11 países, entre ellos EE.UU., y nuestros compañeros de Gizmodo US ya los han podido probar. ¿Cómo es el iPhone 5S? ¿Merece la pena? ¿Sí? ¿No? Ahí van las primeras impresiones.

Diseño

No existe mucha diferencia entre el iPhone 5 y el iPhone 5S. Físicamente ambos terminales son casi idénticos. La única diferencia es el botón físico tradicional que preside el teléfono. En el 5S, este botón es más plano y sus bordes se notan un poco elevados por el anillo de metal que lo rodea. La sensación de pulsarlo es todo lo satisfactoria que se le puede pedir al botón de un dispositivo. Este detalle no es para nada banal. Al fin y al cabo vamos a estar pulsándolo todo el tiempo.

Advertisement

El resto del teléfono comparte las virtudes y vicios de su predecesor. Es fino, ligero y su pantalla se ve muy bien. Su carcasa coloreada sigue siendo igual de sensible a sufrir rozaduras y marcas allí donde sufra un golpe, pero en líneas generales es un teléfono resistente.

El escáner de huellas

Llegamos a la que probablemente sea la principal novedad del iPhone 5S. Al principio éramos escépticos sobre el interfaz bautizado por Apple como Touch ID, pero lo cierto es que funciona bien y lo que es más importante, es muy cómodo. Las mejores tecnologías son las que nos hacen la vida más fácil sin pedirnos nada a cambio, y Touch ID es uno de esos casos.

Advertisement

Por supuesto, y a pesar de lo que Apple afirme, aún queda debatir largo y tendido sobre cómo almacena el iPhone 5S nuestra huella dactilar. Dejando a un lado el asunto de la privacidad, la funcionalidad del sensor es indudable.

Al arrancar el teléfono, el sistema nos pide pasar nuestra huella de prácticamente todas las formas imaginables hasta que está bien seguro de qué aspecto tiene. También podemos registrar más de un dedo.

Un primer problema del sensor de huellas dactilares que más de uno puede encontrar es su posición. El botón de encendido sigue en el lateral superior. El escáner está abajo. Eso obliga a hacer un recorrido bastante largo y curvo con el dedo pulgar para identificarnos si queremos hacer esa operación con una sola mano.

El teclado en pantalla en el que escribíamos la clave hasta ahora nos obligaba a hacer menos florituras con el pulgar incluso aunque el escáner es capaz de identificar nuestra huella en todas direcciones. Siempre cabe la posibilidad de identificarnos con otro dedo, pero obligarnos a usar las dos manos sólo para desbloquear el iPhone no parece el mejor de los escenarios. Sospechamos que va a haber más de un iPhone 5S resbalando de entre los dedos por esta posición y, como decíamos al principio, el acabado del teléfono no se lleva nada bien con las caídas.

Software

La otra diferencia más visible con el iPhone 5 es (o era) el sistema operativo. Ya os hemos ofrecido una guía completa con nuestra opinión sobre iOS 7. Su aspecto más sencillo y minimalista esconde no pocas novedades pero, al igual que iOS 6 cuando salió, no está pulido del todo. El escáner de huellas, por ejemplo, se integra con servicios de Apple como las compras en la App Store, pero no sirve para otras aplicaciones.

Hardware

¿Y el resto del teléfono? En breve os ofreceremos un análisis más detallado del iPhone 5S, incluida su nueva cámara. De momento os podemos decir que la cámara es muy rápida y que se comporta bien en malas condiciones de luz. El nuevo flash 'coloreado' es acertado, pero no fascinante.

En cuanto al rendimiento, el procesador A7 del iPhone 5S es capaz de mover fluidamente cualquier aplicación cotidiana. En las primeras pruebas, el procesador se ha comportado extraordinariamente bien, pero no creemos que su potencia vaya a ser algo que vayáis a notar en el día a día. En cuanto al audio, también se ha portado bien incluso en entornos muy ruidosos, tanto en recepción como en altavoces.

Advertisement

Así que ¿Cuál es el veredicto preliminar? El iPhone 5S sigue portándose bien, y está filosóficamente en la misma línea de ofrecer comodidad e inmersión que otros terminales de hoy en día. Sin embargo sigue siendo sobre todo y quizá 'sólo' un iPhone.