En 1993 Prince decidió cambiar su nombre por el ahora archiconocido símbolo del amor pero Warner Bros, su productora discográfica, se encontró con un problema: ningún medio de comunicación podía reproducirlo. Escribir "el artista anteriormente conocido como Prince" comenzaba a ser tedioso.

La solución fue enviar miles de estos discos floppy con una tipografía de un sólo carácter, el nuevo símbolo. Anil Dash, conocido blogger y emprendedor, colgó ayer en Twitter la foto de uno de esos disquetes, ahora objeto de coleccionista. Warner Bros incluyó el símbolo también en Prince Interactive, un juego y CD-ROM interactivo. Durante años estas fueron las únicas opciones si alguien quería escribir el símbolo. A mediados de los 90 se intentó incluirlo dentro del estándar Unicode pero fue rechazado por considerarse un logotipo.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)