Sony acaba de presentar la sustituta de la fantástica NEX-6. Se trata de la A6000, su nueva cámara sin espejo de objetivos intercambiables que a la vez mejora en tamaño y rapidez. No es perfecta, pero su precio de 800 euros/1.000 dólares (kit de lente 16-50mm incluido), la hace uno de los modelos de mejor relación calidad-precio del mercado.

La A6000, disponible en diseño negro y plata, sigue la línea de la A5000 anunciada el mes pasado, pero con especificaciones mejoradas. Es el lento pero firme movimiento de Sony para ir abandonando la marca NEX.

La cámara, compatible con objetivos con montura tipo E, cuenta con un sensor APS-C de 24,3 megapíxeles y el nuevo sistema de procesamiento Bionz X. Combinados, ofrecen el autofoco más rápido del mercado ahora mismo, más rápido que la recién anunciada Fujifilm X-T1 (según Sony). Esto se traduce en un sistema de enfoque de 179 puntos en AF por detección de fase, y 25 puntos en AF por detección de contraste. Ofrece además la posibilidad de disparo a 11fps.

Otras especificaciones a las que ya estábamos acostumbrados son la capacidad de grabar vídeo AVCHD a 1920 x 1080 (60p/60i/24p/24i). Además de WiFi, incorpora además NFC.

Todo esto está muy bien, pero ahora bien el punto débil (e importante).

La A6000 cuenta con un visor electrónico OLED de 1,44 millones de puntos, una resolución mucho más baja que los 2,3 millones de puntos del visor EVF de la NEX-6. Es un punto bastante negativo. Reducir la resolución del visor EVF puede tener sentido para recortar costes y ahorrar batería, pero sin duda es un paso atrás cuando se trata de hacer competir una cámara en formato compacto con una DSLR. Lo que no cambia es la pantalla LCD trasera abatible de 921.600 puntos.

En definitiva, la A600 es una cámara mucho más potente que su predecesora y con mejor calidad de imagen, aunque con un visor bastante inferior. Lo bueno es que el precio es también más ajustado: 650 euros solo el cuerpo (en dos modelos, negro y plata); 800 €/1.000 $ (cuerpo en negro y plata, incluye kit con lente 16-50mm); o 1.050 €/1.200 $ (cuerpo solo en negro, incluye kit con doble lente 16-50mm y 55-210mm). Saldrá a la venta este abril.