Google desveló ayer su plan para llevar Android a otra pantalla más: la del salpicadero de tu coche. Android Auto es el sistema informático que Google espera incluir en los coches de los 40 fabricantes con los que ya ha llegado a acuerdos. Ayer lo pudimos probar y sí, lo que vimos nos gustó.

Básicamente, el cerebro de Android Auto es en realidad tu móvil Android. Pensábamos que el móvil se conectaría al sistema del coche por Bluetooth, pero ahora mismo es por USB. Todos los datos que utilices en tu coche vendrán de tu teléfono. Si tu coche tiene antena GPS, la podrás utilizar para que el uso de Google Maps, por ejemplo, sea mucho más preciso. Pero el sistema del coche no dejará de ser una especie de "amplificador" de tu móvil.

Ahora mismo, Android Auto está pensado para utilizarse a través de salpicaderos con pantalla táctil o consolas con joysticks y botones físicos. Nuestra demostración fue en un Chevrolet con pantalla táctil. Si necesitas entrar una dirección en el GPS, verás el teclado igual que en el móvil, solo que a gran tamaño y con un interfaz diferente, similar al de Android L. Pero eso es cuando estás parado. En cuanto arrancas, todo el manejo se hace por voz, como debe ser.

Control por voz

Para controlar el sistema de voz se utiliza el dial del volumen integrado en el volante. Puedes preguntar direcciones, pedir que suene una canción de tu móvil o de alguna de las apps de streaming de música que utilices o incluso preguntar por la hora de tu siguiente cita o por el tiempo.

Si de repente recibes una llamada, pasa lo que ves en la imagen de arriba: obtienes una notificación en la pantalla. Si le das al botón de aceptar, listo, estás hablando en manos libres. Lo ideal sería que todo el proceso fuera 100% por voz, sin tener que dar a la pantalla para aceptar, pero de momento no es posible.

Algo parecido pasa si recibes un mensaje de texto o un email: le das a la pantalla y el sistema te lo lee en alto. Si le das al botón de volumen en el volante y dices "Responder", puedes dictar la respuesta. Habrá que probarlo bien, la precisión del sistema de reconocimiento de voz aquí será clave, sobre todo teniendo en cuenta todo el ruido ambiente mientras se conduce.

Google Maps

Una de las grandes ventajas de Android Auto es poder tener Google Maps en tu coche como nuevo sistema de GPS y navegación, y controlado por voz. El sistema te va dictando el siguiente giro, ofrece rutas alternativas y sitios de interés cercanos como gasolineras o restaurantes. Lo malo es que solo ves las gasolineras cercanas, y no justo las que están en tu ruta, que sería lo realmente útil.

Música

Otro punto fuerte es la música. Ahora mismo, Android Auto se integra con apps como Spotify, Pandora y, por supuesto, Google Play Music. A pesar de que el interfaz de todas estas apps es diferente, lo bueno es que a través de Android Auto su diseño es muy similar. Es algo intencionado, pensado para facilitar la tarea de buscar y poner música.

Para utilizarlo, los desarrolladores simplemente habilitarán el modo Auto en sus aplicaciones. En algún punto tendrás que actualizarlas para que esa adición se aplique en tu móvil y listo. La próxima vez que conectes tu móvil a un coche equipado con Android Auto, el teléfono se pondrá automáticamente en ese modo. Eso significa que, por ejemplo, no podrás ver vídeos de YouTube en la pantalla del coche (al menos no mientras el coche esté en marcha).

Advertisement

En definitiva, es un comienzo muy prometedor. Funcionaba relativamente bien, aunque con algo de retardo en algunas funciones. Google de momento no ha confirmado si Android Auto será compatible en algún punto con cualquier móvil, sea iOS o Windows Phone. No solo dependerá de ellos, y ahí está el problema. Idealmente, todos deberían funcionar con todos pero es algo que probablemente no vamos a ver. En otras palabras: cuando vayas a comprar tu coche en unos años, no solo tendrás que decidir qué marca, diseño, carrocería o color quieres, también qué sistema operativo.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)