Han pasado un par de años desde la última vez que usé un teléfono Motorola que pudiera recomendar con seguridad a un amigo (DEP Moto X 2013). Ese sentimiento ha cambiado hoy cuando he probado el nuevo Moto Z Play y su accesorio de cámara que se ajusta magnéticamente a la parte posterior del teléfono, llamado Hasselblad True Zoom Mod.

El Moto Z Play es prácticamente el mismo smartphone que Lenovo presentó en junio, pero con un cambio clave: este nuevo modelo sí que ha incluido una toma para auriculares. En la versión anterior, Lenovo se deshizo del conector de 3,5 milímetros para ahorrar espacio y hacer el teléfono más delgado, de manera que no fuera demasiado voluminoso cuando se le conectara alguno de los accesorios. El Moto Z Play se desentiende de esa lógica para ser más pragmático. Yo uso mi toma de 3,5 mm (con unos buenos auriculares) todos los días, así que estoy contento de que Lenovo decidiera traerlo de vuelta en este modelo.

Una similitud importante entre el Moto Z Play y el Moto Z presentado hace unos meses es que incluye una banda de metal de 16 pines en su parte trasera. Este puerto permite conectar una serie de mods que se adjuntan magnéticamente al teléfono. Uno de los mods más esperados es el accesorio de la cámara.

El periférico —llamado Hasselblad True Zoom (y sí, nos referimos a esa Hasselblad)— es una delgada cámara digital del tamaño del móvil que se engancha en la parte posterior cuando haces un poco de presión. El accesorio de la cámara le da al teléfono la capacidad de tomar fotografías desde lejos gracias a su zoom óptico de 10x. También tiene un flash de xenón y otras cosas que normalmente solo se encuentran en una cámara compacta.

Advertisement

Advertisement

El accesorio también cuenta con un obturador físico y hace fotos en formato RAW, lo que es una gran ventaja para cualquier persona que quiera tomar imágenes de calidad profesional en una prueba de campo.

La cámara es genial, pero también es muy, muy poco práctica. Llevar contigo el mod de cámara Hasselblad True Zoom equivale a llevar dos teléfonos en el bolsillo. Además, por muy bueno que sea su sensor, nunca va a igualar la calidad de una réflex digital de gama alta o incluso de una cámara sin espejo. El nivel de detalle no es comparable.

Donde la Hasselblad brilla es ayudándote a hacer fotografías absurdamente nítidas para Instagram o cualquier otro servicio web. Las fotos tienen más detalle que las de un teléfono convencional, especialmente si haces uso del zoom óptico. La pregunta es: ¿se molestarán si quiera los usuarios más populares de Instagram en utilizar esta cosa? Mi apuesta es que no.

Sponsored

El Moto Z Play estará disponible a partir del 8 de septiembre por $408 (que es un 35% más barato que el Moto Z y un buen precio si tenemos en cuenta que terminales como el Note 7 cuestan $ 850). El mod Hasselblad True Zoom también estará disponible el 8 de septiembre por $250 —demasiado caro para algo tan poco práctico con un rendimiento pobre en entornos de poca luz como una oficina mal iluminada; la idea en sí es fantástica, pero esta versión no es exactamente lo que estábamos buscando.

Especificaciones

  • 156.4 x 76.4 x 6.99 milímetros, 165 gramos
  • Pantalla de 5,5 pulgadas 1080p
  • Batería de 3.510 mAh (hasta 50 horas de autonomía)
  • 3 GB de memoria RAM
  • 32 GB almacenamiento + microSD hasta 2 TB
  • Procesador Snapdragon 625 (8 núcleos a 2,05 GHz)
  • Cámaras de 16 y 5 megapíxeles
  • Sensor de huellas dactilares
  • USB-C, toma de audio de 3,5 mm
  • Android 6.0.1 Marshmallow

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.