Tanto la gama alta como la gama baja tienen ya sus reyes indiscutibles, en un mercado que se polariza cada vez más hacia lo muy caro o lo muy barato. Sony ha apuntado justo al medio: un precio moderado, una buena pantalla y unos extras apetecibles como la resistencia al agua. Eso es el Xperia M4 Aqua.

El plato fuerte del terminal es una cámara trasera de 13 megapíxeles y una frontal que, por suerte, mejora mucho la calidad del sensor con respecto a modelos anteriores: 5 Megapíxeles y una tecnología propia de Sony para evitar fotos borrosas llamada Steadyshot. El ángulo de esa cámara frontal, pensado obviamente para selfies, es de 88º.

Las entrañas de la bestia tampoco pintan mal, 2 GB de RAM y un Qualcomm 615 de ocho núcleos y 64 bits. Es curioso, y hasta irónico, que la primera vez que Sony llega a un octa-core y a los 64 bits en un teléfono Xperia sea con un gama media y no con un flagship. Por lo demás, el peso se queda en unos agradables 136 gramos y la certificación de resistencia al agua llega hasta IP68. Con 2400 mAh Sony promete que, sobre el papel, la duración de la batería va a llegar hasta los dos días. Un dato controvertido pero que, a falta de quedar demostrado en una review, viene avalado por la buena duración que ya tenía el Xperia Z3.

Sumergible de verdad

Dejando a un lado los detalles técnicos, mi segunda cosa favorita del M4 Aqua es que por fin (¡por fin!) Sony ha conseguido hacer que el conector microUSB sea estanco al agua sin la necesidad de poner una tapita. La tapita que al final siempre había que estar poniendo y quitando cada vez que cargábamos el teléfono. El diseño me recuerda bastante al del Xperia Z3 y le da un toque premium que, cuando descansa sobre la mesa, da como resultado un teléfono bastante atractivo.

Cuando lo cogemos, y por desgracia, esa calidad más pobre de los materiales se nota rápido y el teléfono se siente algo endeble en la mano.

Sobre la disponibilidad, Sony afirma que llegará al mercado en algún momento de mayo. El precio está en $300 dólares/279€.

Cuesta decir, en frío, si el M4 Aqua será un éxito de ventas, especialmente mientras el resto de la división de móviles se derrumba con fuerza. Lo que sí podemos decir con seguridad es que los japoneses han conseguido empacar una buena hoja de prestaciones a un precio bastante apetecible y en una gama que lo venía pidiendo a gritos desde hace tiempo. ¿Suficiente? Ya veremos.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)