Una de las mejores pruebas que conozco para comprobar la calidad bruta de un videojuego es que, normalmente, aguanta indeleble el paso del tiempo. Pasa con Zelda: Ocarina of Time, con Super Mario y con muchos otros. Microsoft acaba de anunciar la remasterización de Gears of War para PC tras su paso por Xbox One y sí, sigue siendo igual de genial.

Algunos detalles que merece la pena aclarar: sí, es exactamente la misma versión que llegó para consolas, pero supone el primer paso de Microsoft en ese nuevo impulso que quieren darle al gaming en Windows 10. Por otro lodo, lo más interesante del título es, con diferencia, jugar a un shooter tan clásico y tan influyente como Gears of War con teclado y ratón en lugar de con el tradicional mando.

No es, técnicamente, la primera vez que se puede hacer esto porque el original de 2006 también salió para PC bajo Windows Live pero volver a ejecutar el combo de disparar-cubrirse-apuntar-disparar con la precisión de un ratón gustará a más de uno, sobre todo con el multijugador.

No hay, por desgracia, cross-buy (el único título de Xbox One anunciado que lo soporta es Quantum Break) así que si ya tenías la edición para consolas tendrás que pasar otra vez por caja y si pensabas comprar esta no tendrás la de consola.

El resto de funcionalidades son idénticas a la Ultimate Edition que ya probamos en su día, pero aliñadas con las bondades que normalmente se esperan de una versión para PC: se puede jugar a 4K gracias a DirectX12 y las tasas de refresco so potencialmente ilimitadas mientras tú PC lo aguante, claro.

El movimiento representa, en definitiva, ofrecer un gran juego en otra plataforma más y viendo cómo se ha puesto las pilas Microsoft en este sentido probablemente en este E3 de 2016 anuncien movimientos similares para la siguiente entrega de la saga, Gears of War 2.


Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)