Cuando HTC anunció la Grip en el último Mobile World Congress quedamos un poco decepcionados de la primera aproximación de la taiwanesa al mundo de las pulseras cuantificadoras. De hecho, no fuimos capaces de encontrarle una utilidad al chisme y no hizo falta, porque HTC nunca llego a lanzarlo y se unió a Under Armor para pulir su diseño. Fue una sabia decisión.

Llevo un mes usando la nueva pulsera HTC UA con Android (también funciona con iOS) en su versión beta, y ya hay varias cosas que hace muy, muy bien. La primera es la autonomía. HTC dice que es de cinco días con una sola carga y debo suscribir ese dato. Mejor que eso es el hecho de que la pulsera se carga completamente (100% de carga) en solo 15 minutos. Lo he cronometrado. En otras palabras, que si se te olvida cargar el dispositivo solo necesitas unos minutos para poder usarla el resto del día de sobra. Maravilloso.

Advertisement

Advertisement

La otra cosa muy, muy buena en la pulsera UA es que incluye un sensor de ritmo cardíaco, algo que la Grip no tenía. Las mediciones del pulso en la muñeca probablemente no son tan exactas como las que ofrecen las bandas pectorales, pero para mi (soy escritor, no atleta) poder medir de esta manera mi ritmo cardíaco es muy útil. El sensor de pulso es algo absolutamente imprescindible en cualquier dispositivo pensado para el fitness.

En tercer lugar está la aplicación. No puedo emitir un juicio definitivo sobre el software de Under Armor porque solo he usado una versión beta, pero la compañía lo ha actualizado muy bien para hacerlo compatible con la HTC UA y otros dispositivos de medición (en seguida llegaremos a eso).

Incluso en esta versión preliminar, la aplicación funciona genial y eso es gracias a que ofrece diferentes niveles de complejidad. ¿Necesitas contabilizar hasta la última caloría que ingieres? Se puede conectar a servicios de terceros que lo hacen. Prefieres un enfoque menos preciso de tu ingesta de calorías con tres niveles más fáciles de entender? También se puede hacer. Si no tienes tiempo para configurar eso puedes simplemente programar la aplicación puntuando como te sientes del uno al diez. No cabe mucha más simplicidad que eso.

Sponsored

Por último, HTC ha refinado mucho la calidad de fabricación de la pulsera para convertirla en algo que querrías llevar también fuera del gimnasio. Sus dimensiones la hacen muy cómoda y es absurdamente fácil de poner. El diseño es de los que pasan desapercibidos, con un exterior en negro mate y un interior rojo vivo que se ve muy poco una vez puesta. Pronto se te olvidará que la llevas puesta.

La pulsera UA también es a prueba de agua. La he llevado durante incontables duchas y el único problema que he encontrado es algo de desgaste producto del uso en el botón de metal del cierre. Por lo demás, perfecto. De todas maneras, no querrás llevar la pulsera en la piscina.

Solo hay un botón, que sirve para activar y desactivar la pantalla y volver a la pantalla de inicio. Si lo mantenemos pulsado apagaremos o encenderemos la pulsera. En cuanto a esa pantalla, es una simple PMOLED en blanco y negro, pero responde de maravilla a los movimientos. Su nitidez tampoco es estrepitosa (la luz se difumina un poco al pasar por la capa más exterior, pero es perfectamente legible en exteriores o interiores.

Advertisement

Advertisement

Desde la pantalla puedes alternar entre menús como actividad, sueño, ritmo cardíaco, o deporte. En este último puedes seleccionar diferentes actividades como bicicleta o pesas para ajustar mejor las mediciones. La pulsera solo puede almacenar tres tipos diferentes de entrenamiento al mismo tiempo, pero tiene una gran variedad de actividades desde baloncesto a golf. La pantalla principal muestra la hora y está a solo dos clicks de ajustar la reproducción musical o la configuración.

No todo es perfecto, claro. El problema más consistente que he tenido es que de vez en cuando se desconecta del smartphone y no es algo inmediatamente aparente. A resultas de ello ha habido días en los que he perdido toda la información del día. Para solucionarlo hay que volver a entrar en la configuración de sincronización, que puede ser molesto a veces.

Tampoco sirve para interactuar con las notificaciones o las llamadas. Solo para verlas. Para mi no hay problema porque nunca he tratado de comunicarme desde un wearable, pero algunos lo encontrarán un fallo importante.

La pantalla tiene una definición muy pobre comparada con FitBit.

Advertisement

Por último, vine con un cargador propietario, que dista mucho de ser lo ideal, pero si es la razón para que cargue tan rápido puedo vivir con ello.

La HTC UA se vende por separado pero también formará parte de lo que HTC llama Healthbox, que incluye la pulsera, una banda pectoral y una báscula inteligente en el mismo diseño negro y rojo, y que funciona parecido a la báscula Aria de Fitbit. El dispositivo reconoce al usuario y transfiere los datos a la aplicación. Under Armor incluso ha creado calzado que funciona con la aplicación MapMyRun para medir nuestras cerreras con precisión, aunque no están incluidos en Healthbox.

Advertisement

El paquete completo Healthbox costará 400 dólares, pero la pulsera sale por 180. Es un poco más cara que la Fitbit Charge HR, que es una pulsera excelente de 150 dólares pero que no es a prueba de agua. Healthbox y la pulsera UA estarán en tiendas desde el 22 de enero.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)