Super Mario Run es el primer juego de Nintendo para móviles (en cierto modo, porque Pokémon Go es de la compañía Niantic) y es tan divertido como podrías esperar. Pero solo por un rato, debido a que tiene tantos problemas y limitaciones que no vale la pena pagar 10 dólares por esto.

Durante muchos años pensamos que jamás veríamos el día en el que una de las franquicias más grandes de Nintendo llegaría a los smartphones. Pero ha sucedido, Nintendo quiere darle al mundo una probada de sus productos para que luego consideren dar el salto a sus propias consolas y plataformas.

Y en general Super Mario Run es una idea maravillosa que está mal implementada. El juego se basa en un subgénero llamado “carreras infinitas”, por lo que Mario correrá sin detenerse hacia un lado y tu tendrás que tocar la pantalla para hacerlo saltar, recolectar monedas y tumbar a sus enemigos a través de los 24 mapas que tiene el juego para rescatar a la Princesa Peach.

Advertisement

Advertisement

El problema es que solo 3 de esos mapas son gratuitos, todos los demás están bajo un paywall de nada menos que 10 dólares (o euros). El juego también tiene otras limitaciones que son ridículas, siendo la más grave de ellas la necesidad de conexión a Internet constante para poder jugar.

Sí, así mismo. Aunque pagues 10 dólares por el juego no podrás disfrutarlo mientras viajas en un avión, en carretera o en el metro, por solo mencionar algunos ejemplos. Nintendo dice que esto es una medida antipiratería, pero la realidad es que también es un insulto para los que sí pagamos por el juego.

No disfruto de ser el amargado que se queja por todo pero estas cosas hay que decirlas. Estamos ante un juego que cuesta mucho más que la media en el ecosistema de los smartphones y que por el escaso contenido que incluye solo podremos disfrutarlo por pocos días o máximo una semana.

Lo más interesante que tiene el juego es un “modo carreras” que permite retar amigos o a la computadora del título para superar récords y niveles en cada vez menos tiempo. Es lo único que ofrece una sensación de rejugabilidad... en un juego de 10 dólares.

Advertisement

Advertisement

Es cierto que el precio de un juego es relativo al valor que le da cada jugador, pero en este caso estamos hablando de Nintendo y sencillamente esperábamos más, no un juego caro con muy poco contenido que no podrás jugar cuando te de la gana si no tienes acceso a Internet.

Super Mario Run es divertido y tiene mucha gracia, solo que no es suficiente, o al menos no por ahora. Esperemos que Nintendo lo actualice y mejore con el tiempo.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.