Foto: AP Images

DJI acaba de anunciar una medida interesante. El popular fabricante de drones ha liberado una actualización para todos sus modelos que impide que vuelen sobre ninguna de las instalaciones de los Juegos Olímpicos de Rio. Bienvenido al futuro, un futuro en el que no podrás volar tan libremente como creías.

El caso de Rio es bastante comprensible. Un dron que sufra una avería o se quede sin baterías y acabe cayendo sobre la cabeza de alguien en un estadio olímpico es exactamente el tipo de incidente que nadie quiere que ocurra. Para evitarlo, lo que DJI ha hecho es crear una zona de exclusión aérea en la que sus drones sencillamente se niegan a entrar.

La zona de exclusión ha sido delimitada a petición del gobierno brasileño y en colaboración con las fuerzas armadas del país, que han proporcionado las coordenadas exactas de los diferentes estadios donde se celebran los juegos. La prohibición viene integrada en un parche de firmware que los drones recibirán automáticamente. Por fortuna, la zona de exclusión del espacio aéreo solo estará en vigor durante los Juegos Olímpicos. Al término del evento se liberará un nuevo parche para levantar la prohibición.

No es la primera vez que DJI establece zonas de exclusión similares. Ya lo hizo en algunos partidos de la Eurocopa, en diferentes convenciones políticas de Estados Unidos y en la reunión del G7 en Japón entre otros eventos.

Sponsored

En cierto modo es conveniente que controlar el espacio aéreo de los drones sea algo tan sencillo como enviar un parche de software. Ventajas de la tecnología. Por otro lado, la idea de que puedan restringir nuestra libertad de movimientos tan fácilmente como enviando una actualización a nuestro vehículo es un poco inquitante, sobre todo con el auge de los coches autónomos y conectados que nos espera. [DJI vía The Next Web]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.