Parece una estación de telepresencia o un robot aspiradora especialmente alto, pero es lo último en distribución de productos en el punto de venta. Este robot en concreto se llama Tally y se asegurará de que nunca falten tus cereales favoritos.

Ir al supermercado a por un producto y descubrir que no queda no solo es una experiencia que enfada al consumidor. La rotura de stock en el lineal debido a una mala reposición de productos un auténtico problema para el propio establecimiento, ya que se pierden ventas por mala organización.

El problema es más serio de lo que parece. Según la consultora IHL, La mala reposición de productos genera pérdidas de miles de millones de dólares. Además, detectar qué productos hay que sustituir no es un trabajo fácil. Se requieren cientos de horas solo para examinar todos los lineales en busca de productos que faltan en las estanterías.

Advertisement

Advertisement

Tally no repone los productos. Lo que hace es examinar las estanterías mediante cuatro cámaras a diferentes alturas con las que detecta si un producto concreto tiene poco stock o está mal colocado. También examina los precios en busca de errores en el etiquetado. Después envía todos los datos a un ordenador o tableta desde se pueden dar las ordenes oportunas para reponer los productos.

El sistema tarda alrededor de una hora en revisar completamente un supermercado de tamaño medio. Para grandes superficies hacen falta varios robots repartiéndose zonas. Simbe Robotics, que es la startup que ha creado los Tally, ya los ha probado con éxito y ha comenzado a ofrecerlos mediante un servicio de suscripción que se encarga de la puesta en marcha y mantenimiento de las unidades.

Simbe trabaja en robots que realicen otras tareas dentro del súper. El objetivo de la compañía es automatizar completamente los grandes supermercados. Este vídeo muestra su funcionamiento. [Simbe Robotics vía MIT Technology Review]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)