Un grupo de investigadores en China ha desarrollado una tinta que cambia de color en respuesta a la humedad. Está inspirada en un tipo de escarabajo que hace justo lo mismo. La tinta es muy difícil de replicar, así que podría utilizarse para imprimir billetes y verificar si son falsos con solo soplarles.

El desarrollo trabaja con cristales fotónicos, que tienen la habilidad de retener el flujo de luz dependiendo del ambiente en el que se encuentren. Este material existe en la naturaleza, pero se puede replicar también en un laboratorio. Actualmente, se utiliza para el desarrollo de herramientas de precisión.

Advertisement

El escarabajo cambia de color gracias a la absorción de vapor en sus alas, lo que altera su índice de refracción de luz. Para lograr imitar esta habilidad, los científicos utilizaron nanopartículas de sílice mesoporoso. Un material con gran capacidad de absorción de vapor que, además, puede ser controlado con precisión.

Utilizando la tinta en papel y otros materiales flexibles, los investigadores lograron producir diversos patrones de color que, además, pueden manipularse en respuesta a vapores de nitrógeno y etanol. Incluso, descubrieron que también responden al soplarles.

El equipo de investigadores piensa que esta tecnología tiene aplicaciones antifraude en la impresión de billetes, por lo que ya están trabajando en esta vía. Además, podría utilizarse para fabricar pantallas y sensores de alta sensibilidad. Promete. [vía Scientific American]

Imagen: Svetlana Lukienko / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)