Los métodos para hackear vehículos y tomar el control de ellos de forma remota cada vez son más sofisticados. El último modelo en entrar al dudoso club de vehículos susceptibles de ser teledirigidos mediante un ataque es el nuevo Jeep Cherokee. Dos especialistas lo han comprobado in situ para la revista Wired.

Charlie Miller y Chris Valasek son los autores de un código capaz de ejecutar ataques tipo Zero Day sobre el software que controla los Jeep Cherokee, para después tomar completamente el control del vehículo. En Wired han entrevistado a estos dos desarrolladores y se han sometido voluntariamente a una prueba para determinar hasta que punto el método que han creado es peligroso. Es una pesadilla para el fabricante. Así describen la experiencia:

Iba viajando a 110 km/h cuando el ataque comenzó a tener efecto. Sin que yo hubiera tocado nada, el aire acondicionado comenzó a funcionar al máximo y también enfrió a tope al asiento termorregulable del coche. A continuación, la radio sintonizó una emisora local de Hip-hop y comenzó a sonar Skee-Lo a todo volumen. Intenté bajar el volumen y apagar la radio, pero no respondía a mis órdenes. En ese momento los lavaparabrisas comenzaron a arrojar agua sobre el cristal, dificultando mi visión.

El conductor del vehículo aún mantuvo la calma en mitad de este desastre. Entonces fue cuando los hackers cortaron la transmisión y el coche perdió velocidad en mitad de una autopista, en un lugar donde no podía apartarse del tráfico de forma segura. Dicho de forma muy resumida, los expertos en seguridad que han creado este hack pueden tomar el control de cualquier Cherokee de forma inalámbrica. Hay 471.000 vehículos susceptibles de ser atacados solo en Estados Unidos.

Advertisement

Mientras tanto, la compañía Fiat Chrisler (propietaria de la marca Jeep) tan solo ha criticado la actitud de los especialistas en seguridad por haber hecho públicos detalles de la vulnerabilidad. En una corta declaración, representantes del fabricante han dicho:

En Fiat Chrysler Automotive creemos que bajo ninguna circunstancia es apropiado difundir información práctica que pueda animar o ayudar a otros hackers a obtener el control sin autorización e ilegalmente de los sistemas de un vehículo.

[vía Wired]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)