La Fundación ANAR de Ayuda a niños y adolescentes en riesgo acaba de poner en marcha una ingeniosísima campaña de publicidad contra el maltrato infantil. La campaña consiste en unos carteles de calle que muestra un mensaje oculto que sólo los niños pueden ver.

El secreto de este mensaje es una capa lenticular, similar a la de dispositivos 3D sin gafas como la Nintendo 3DS, que cubre el cartel. Las lentes están orientadas de forma que un adulto de estatura normal lee un mensaje, mientras que un niño, al ver el cartel desde mucho más abajo, lee un mensaje distinto.

Advertisement

La campaña está pensada para que los menores que sufren de maltrato puedan acceder al mensaje incluso aunque vayan acompañados de su maltratador. Ved el vídeo adjunto y descubriréis el mensaje. La idea puede parecer retorcida, pero es una cuestión de tiempo que se utilice más ampliamente para diferenciar mensajes en función del ángulo en que se ven [ANAR].