Mats Jarlstrom. YouTube

Se llama Mats Jarlstrom, es experto en electrónica y ha desarrollado una fórmula de tráfico que solucionaría los problemas de algunos semáforos. Oregón lo ha multado con 500 dólares por escribir una queja diciendo que es ingeniero. El hombre vive en una distopía. ¿Puede un estado poseer una palabra?

Jarlstrom dice que ha demostrado que la fórmula utilizada en algunos semáforos con la luz roja es defectuosa cuando se trata de ciertos giros a la derecha. Una investigación que compartió en una conferencia sobre políticas de tráfico vial. Luego tomó su avance y lo llevó a la Junta de Examinadores de Ingeniería de Oregón. ¿Qué hizo la junta? Lo acusó de llamarse “ingeniero” sin tener una licencia estatal.

Advertisement

Para ser más exactos, la multa de 500 dólares dice que por “práctica sin licencia de ingeniería”, aunque como dice Jarlstrom, ha ejercido como tal desde su tienda de electrónica desde hace años. Además, la multa viene acompañada de una advertencia que podría enfrentarle a más castigos si continúa llamándose ingeniero y habla de su investigación.

La surrealista situación ha llegado hasta el Instituto de Justicia, quienes luchan por los derechos constitucionales de los pueblos y sus habitantes. Ellos han decidido respaldar a Jarlstrom presentando una demanda federal y argumentando que el Estado de Oregon no puede poseer la palabra “ingeniero” junto a “la reivindicación y el derecho del demandante Mats Järlström a hablar y escribir libremente sin temor al castigo del gobierno”.

De hecho, los abogados de Jarlstrom afirman que el gobierno no tiene ningún poder legítimo en restringir quién puede hablar o criticar los principios de la ingeniería. Según ellos:

Criticar la ingeniería del gobierno no es un crimen, es un derecho constitucional. Bajo la Primera Enmienda no se necesita ser un abogado con licencia para escribir un artículo crítico de una decisión de la Corte Suprema, no necesita ser un arquitecto de paisajes con licencia para crear un blog de jardinería y no se necesita ser un ingeniero con licencia para hablar de semáforos. Si se usa o no las matemáticas, criticar al gobierno es un derecho constitucional básico que no puede ser obstaculizado por los onerosos requisitos de licencias. 

Según el Consejo Nacional de Examinadores de Ingeniería y Topografía, había 481.717 ingenieros licenciados en Estados Unidos en 2016. Pero la Sociedad Nacional de Ingenieros Profesionales estima que alrededor de 2 millones de personas están practicando la ingeniería.

Advertisement

Otra razón de peso es que existen muchos profesores de ingeniería que no están obligados a ser ingenieros licenciados. En la Universidad Estatal de Oregón, sólo 13 de los 45 miembros de la facultad en el departamento de Ingeniería Civil tienen sus licencias de ingeniería. La universidad anima pero no requiere que sus miembros de la facultad se conviertan en ingenieros licenciados.

El Instituto de Justicia ha comunicado que está representando a Jarlstrom de forma gratuita y que no están buscando ningún daño monetario. Jarlstrom dice que esto se trata de principios. [Koin]