Los nuevos Google Pixel y Pixel XL utilizan la carga rápida Quick Charge 3.0 de Qualcomm. Imagen: Maurizio Pesce / Flickr

Me da un vuelco el corazón cada vez que olvido enchufar el teléfono y amanezco con un 1% de batería. Para esos casos está la carga rápida, que avanza a paso ligero a medida que mejoran los procesadores móviles. Con su último chip, Qualcomm ha batido el récord: 5 minutos de carga → 5 horas de autonomía.

El fabricante de procesadores ha presentado Quick Charge 4, la última iteración de su tecnología de carga rápida que promete llenar una batería vacía hasta el 50% de su capacidad en poco menos de 15 minutos. De acuerdo con Qualcomm, Quick Charge 4 es un 20% más rápida y un 30% más eficiente que la tecnología Quick Charge 3.0 que incorporan teléfonos como el Google Pixel o el LG V20.

Advertisement

Advertisement

Quick Charge 4 utiliza una nueva versión del algoritmo INOV (Intelligent Negotiation for Optimum Voltage), que determina la transferencia de potencia que necesita el teléfono en cada momento. INOV incluye ahora un sistema de gestión térmica en tiempo real para evitar que la batería se deteriore con el estrés de los altos amperajes. Quick Charge 4 estará disponible con el SoC Snapdragon 835, que empezará a producirse a principios del año que viene.

La noticia llega después de que Google publicara nuevas recomendaciones para evitar que se produzcan más accidentes con las baterías de los smartphones. Google insistió en que todos los fabricantes de teléfono fueran compatibles con USB-PD, una especificación diseñada para que los dispositivos de carga sean más seguros. A diferencia de sus predecesores, Quick Charge 4 de Qualcomm sí es compatible con USB-PD. [Qualcomm]