El nuevo logo de Mozilla es su más reciente esfuerzo de reinventarse. La compañía está luchando por mantenerse relevante mientras que cada vez menos personas usan su producto principal, el navegador Firefox.

Aunque en algún lugar del mundo hay un diseñador orgulloso de su trabajo en este logotipo horrible, nosotros nos preguntamos: ¿qué le sucedió a Mozilla?

Solamente un diseñador de hace dos décadas hubiese creído que usar este logo como la nueva cara de la compañía era una buena idea. En aquella época las compañías relacionadas a Internet creían que debían incluir el enlace a su web en el nombre y el logotipo.

Advertisement

Tim Murray, director creativo de Mozilla, mencionó el día de hoy en una entrevista con Wired que:

“Gracias a que una parte de la dirección web (URL) está incluida en el logo la gente sabrá que se trata de una compañía de Internet”.

Tim, este era un buen plan hace 20 años cuando la gente pensaba que Internet era una docena de páginas web relacionadas a AOL. Que Mozilla use este logo en pleno 2017 los hace ver desfasados y antiguos.

Advertisement

El nuevo emblema nos recuerda lo mal que le ha ido a Mozilla últimamente. Durante los últimos cinco años Firefox ha perdido un increíble número de usuarios ante Chrome y Microsoft Edge, por lo que Mozilla se vio forzada en 2012 a cerrar Thunderbird, su plataforma abierta de correos electrónicos. Hace poco la compañía también vio un fracaso enorme con Firefox OS, su intento fallido de competir con Android y iOS.

Aunque Mozilla ha tenido algunos buenos momentos durante los últimos años (como bloquear por completo a Flash para proteger a sus usuarios, y el lanzamiento del navegador privado Focus para iOS), no han sido suficientes para volver a levantar a la compañía, lo cual es una lástima.

Firefox fue alguna vez el navegador más innovador en el mundo. Era más rápido que Safari y que Internet Explorer, y ofreció antes que nadie funciones maravillosas como el bloqueo de anuncios y las pestañas.

No obstante, después llegó Google y ofreció todo eso en un navegador más rápido y más atractivo. Además, Chrome también trajo consigo a la nube, dándole a los usuarios la posibilidad de acceder a todos sus marcadores, contraseñas e historial de navegación en diferentes dispositivos. Poco tiempo después Firefox presentó su propia versión de la nube, pero era demasiado tarde. Chrome ya lo había superado, y a partir de marzo de 2016 también superó a Internet Explorer para convertirse en el navegador más usado en el mundo.

Datos y gráfica vía: Netmarketshare.

Un logo horrible que parece diseñado por un hacker de la época de las Spice Girls no solucionará todo el daño que está hecho. En lugar de mostrar a Mozilla como un ave fénix que se levantará de las cenizas lo que hace es reflejar todos los fracasos de la compañía.

Advertisement

Firefox ha perdido relevancia porque se convirtió en un navegador feo y lento. Es un software que, aunque dice ser moderno y estar disponible en todas las plataformas, le tomó una década crear la versión de 64 bits para Windows.

Los navegadores más populares hoy en día pertenecen a tres de las compañías más grandes del mundo: Google, Apple y Microsoft. Esos navegadores rastrean toda tu actividad en Internet y tienen registros de tus datos y contraseñas.

Hoy en día hace mucha falta una alternativa rápida, basada en código abierto y con el apoyo de la comunidad de desarrollo. Firefox era esta alternativa, hasta que quedó desfasada. Esperemos que Mozilla vuelva a apuntar a este modelo en el futuro cercano, y no hacia otro logotipo o diseño horrible.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.