Todas las imágenes: Gizmodo / GoPro / DJI

El nuevo dron de GoPro, Karma, luce espectacular. Supone un paso más allá del cuadricóptero medio, gracias a un inteligente sistema de plegado y un estabilizador extraíble que puedes usar por separado. ¿Es suficiente, con todo, para superar al formidable DJI Phantom 4? Depende de quién esté a los mandos.

Hay mucho en todo el sistema del Karma que clama que está firmado y fabricado por GoPro. Su mayor punto de venta es la versatilidad. Puedes hacerlo volar sobre la costa para ver las olas y después, cuando aterrice, sacar el estabilizador para grabar a tus amigos en la playa. Todavía más: puedes incluso atar el estabilizador sobre tu pecho y capturar vídeos mientras surfeas. Al terminar el día, todo el invento se pliega y se guarda cómodamente en una mochila.

Es un paquete especialmente atractivo para los fanáticos de la adrenalina, especialmente por el precio relativamente asequible de $800 dólares si ya tienes una GoPro, o por $1110 con la nueva GoPro Hero 5 Black que graba en 4K (obviamente el tipo de GoPro que instales en el Karma determina la resolución final). El DJI Phantom 4 con una cámara 4K se vende actualmente por $1200 dólares.

La GoPro Hero 5 Black con el estabilizador del Karma y el mango.

En más de un sentido, el diseño de Karma resuelve uno de los mayores problemas con el DJI Phantom 4: portabilidad, versatilidad y simplicidad. El Phantom 4 es más pequeño que sus predecesores, pero necesitas desembolsar $200 dólares adicionales si quieres comprar la (algo aparatosa) mochila de DJI para llevar el dron aquí y allá. El Phantom 4 viene una cámara 4K excelente, pero está unida de manera física al dron con lo que no puedes utilizarla en el suelo. Digámoslo sin rodeos: volar el Phantom 4K requiere una variedad de piezas móviles, mientras que la idea detrás de Karma es que sea tan simple como apretar un botón y hacer como si jugases a un videojuego.

El Phantom 4 está cargado de funciones, hasta arriba, y ese es en parte el motivo por el que usarlo en determinadas ocasiones es un suplicio. Tiene un sistema de detección de obstáculos, que para empezar, tal y como aprendí a las malas, no funciona siempre.

Advertisement

Advertisement

Phantom 4 tiene también una cantidad absurda de modos de vuelo, que pueden resultar confusos para pilotos no experimentados. El Phantom 4 requiere también que acoples tu smartphone o tu tablet al controlador y conectarlo, cada vez que vuelas. Puede llegar a ser irritante.

El controlador del DJI Phantom 4 con una tablet y su cable.

Nada de esto implica que el Phantom 4 sea un mal producto, para nada. Es, de hecho, bastante genial. Es rápido, llega hasta los 72 kilómetros por hora, mucho más de los 56 km/h que alcanza el Karma.

Por si fuera poco, en las manos correctas, el Phantom 4 es capaz de hacer muchas más cosas. Por ejemplo, el Karma no tiene ningún función de seguimiento y tracking de objetos. Tampoco tiene muchos vuelos pre-programados, GoPro ofrece exactamente cuatro, mucho más simples que los de DJI y no llegan a ofrecer la versatilidad de movimiento de este.

El GoPro Karma viene con un controlador con pantalla táctil.

Sin haber volado el Karma, es muy complicado hacer una comparativa directa contra el Phantom 4. La cuestión es que quizá hacer una comparativa directa entre los dos quizá no sea el mejor método para elegir cuál comprar. El Karma y el Phantom 4 son en realidad gadgets muy diferentes cuando te paras a pensarlo. El Karma está diseñador para aventureros que quieren un dron fácil de volar y fácil de transportar. El Phantom 4 está diseñado para los que están dispuestos a sacrificar simplicidad y portabilidad en virtud de funciones más avanzadas.

En cierto sentido, la diferencia entre el Phantom 4 y el Karma es parecida a comprar una cámara de bolsillo con una réflex avanzada. Cada una tiene sus pros y sus contras así como sus potenciales compradores. Si ya tienes una GoPro, el Karma puede salirte muy barato. Si esperas manejar un drone como un profesional y conseguir mejores resultados, el DJI Phantom 4 es tu opción.

Advertisement

Sponsored

Por supuesto, hará falta una comparativa frente a frente entre ambos para determinar cuál es el vencedor absoluto. Esperamos poner nuestras manos en ambos modelo durante las próximas semanas para publicar la reseña correspondiente (aviso: es más que posible que estrellemos el Karma).