Imagen de Sam Woolley

¿Preferirías tener una erección cuando realmente la necesitas o estar seguro de que no sufrirás un ataque de pánico durante una presentación en el trabajo? ¿Un orgasmo o poder levantarte cada mañana?

Estas preguntas reflejan el tipo de situaciones a la que millones de personas se enfrentan a diario, ya que algunos de los más importantes medicamentos para proteger la vida —y la cordura— pueden afectar tu vida sexual.

Advertisement

En esta guía, mostraremos cuáles son los efectos secundarios que tienen algunos medicamentos en tu vida sexual (y qué hacer al respecto).

Una advertencia importante: no soy médico, soy una terapeuta sexual. Debido a que muchos de mis clientes luchan contra los efectos secundarios sexuales, he investigado a profundidad el tema, e incluso conversé con Anita Batra, Doctora en Medicina (MD), quien es Instructora Clínica Auxiliar en Medicina Interna en la UCLA Health. Toda la información que se brinda no pretende ser tomada como prescripción médica; su intención es poporcionar herramientas para que consulten con su médico.


Antidepresivos y medicamentos contra la ansiedad

Esta clase de medicamentos son famosos por sus efectos secundarios sexuales. Sin embargo, lidiar con ellos puede ser de lo más frustrante, ya que, para muchas personas, la salud mental es un asunto de vida o muerte.

Advertisement

En este grupo de fármacos están incluidos los ISRS (Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina), la clase más común de antidepresivos. De los ISRS, la Dra. Batra dice lo siguiente: “Estos medicamentos son conocidos por causar reducción de la libido, disminución de la lubricación e incapacidad de llegar al orgasmo en la mujer, así como disfunción eréctil y retraso de la eyaculación en los hombres. La complicación de todo esto está en que la depresión, en sí misma, puede causar muchos de estos síntomas”.

Medicamentos: lorazepam, citalopram, duloxetina, venlafaxina, clonazepam, escitalopram, desvenlafaxina, fluoxetina, paroxetina, diazepam, bupropion, alprazolam y sertralina.

Posibles efectos secundarios:

  • Disminución de la libido
  • Disminución de la sensibilidad
  • Disminución de la lubricación vaginal
  • Disfunción eréctil
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo
  • Orgasmos menos placenteros

Sobre qué hablar con su médico:

Las reacciones de tu cuerpo a un medicamento particular pueden variar mucho, por eso es importante estar en comunicación con su médico. La Dra. Batra dice que “Entre tus opciones está ver si los efectos secundarios mejoran con las semanas a medida que continúas con tu medicación, y puedes ir cambiando de ISRS o probar con medicamentos que no estén dentro de este grupo”.

Es importante mencionar que el bupropion tiene la menor incidencia de efectos secundarios sexuales, y puede combinarse con otros medicamentos, aunque no lo cura todo.

Medicamentos aparte, lo mejor que puedes hacer es practicar ejercicio con regularidad. Hay evidencia de que el ejercicio enérgico combate los efectos secundarios sexuales y es fantástico para tu salud mental. Sé que siempre resulta difícil comenzar un régimen de ejercicios, pero esta es una motivación bastante poderosa para hacerlo.

Advertisement

Para los problemas relacionados con la sensibilidad, es posible que quieras cambiar la forma en que practicas el sexo. Por ejemplo, quizás necesites más tiempo para alcanzar un orgasmo, incluir juguetes sexuales para incrementar la estimulación (prueba el vibrador de alta intensidad Hitachi Magic Wand), ver porno, mirarte o mirarse en el espejo, hablar sucio en la cama, realizar fantasías eróticas o masturbarte. El uso de lubricantes también puede incrementar la sensibilidad y disminuir el malestar.

Por otro lado, hay pocas investigaciones que evidencien que suplementos como la maca y el ginkgo biloba puedan combatir los efectos secundarios sexuales. No obstante, puede hablar con su doctor sobre la posibilidad de incluirlas en su dieta.

Antihistamínicos

La mayoría de la gente no cae en la cuenta de que los antihistamínicos pueden provocar efectos secundarios sexuales. ¡Sorpresa, sí que pueden!

Medicamentos: fexofenadina, difenhidramina, loratadina, quetiapina y cetirizina.

Posibles efectos secundarios:

  • Disminución de la libido
  • Disminución de la lubricación vaginal
  • Disfunción eréctil
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo

Sobre qué hablar con su médico:

Muchos antihistamínicos se eliminan de tu cuerpo después de 4 u 8 horas, así que puedes programar tus dosis de manera que minimices cualquier efecto secundario en tu vida sexual. Por ejemplo, si sueles tomarlos por las noches, intenta mejor hacerlo durante las mañanas.

Use lubricantes para combatir los problemas de sequedad.

Medicamento para la presión arterial

Los problemas de presión sanguínea son una condición realmente grave, es por ello que los medicamentos para la presión arterial forman parte de una categoría de fármacos realmente frustrante. La Dra. Batra señala que muchos de estos medicamentos pueden salvar vidas cuando son usados para tratar enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Advertisement

Medicamentos: beta bloqueadores como metoprolol, bisoprolol, propranolol, nebivolol y atenolol. También, diuréticos como diuréticos del asa, diuréticos osmóticos, diuréticos ahorradores de potasio y diuréticos tiazídicos.

Posibles efectos secundarios:

  • Disminución de la libido
  • Disfunción eréctil
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo

Sobre qué hablar con su médico:

Es importante trabajar con tu médico en crear un plan. La Dra. Batra señala que “…los beta bloquedores juegan un papel crucial en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, y en muchos casos no debería interrumpirse por completo”. Esto no quiere decir que no tengas opciones. Tu reacción específica frente a los medicamentos para la presión arterial puede variar. La Dra. Batra dice lo siguiente: “Recomiendo discutir con su médico si la dosis puede o no disminuir con el fin de mejorar el perfil de efectos secundarios o si es que puedes probar un beta bloqueador distinto”. También puedes preguntar sobre distintas clases de medicamentos, como los BRA (Bloqueadores del Receptor de la Angiotensina), los IECA (Inhibidores de la Enzima Convertidora de Angiotensina) o los BCC (Bloqueadores de Canales de Calcio).



Medicamentos para la pérdida del cabello

Esta es una categoría interesante. Propecia, una marca de medicamento muy popular contra la pérdida del cabello, es el causante de una serie de efectos secundarios sexuales. Resulta perturbador, pero algunos estudios han demostrado que estos efectos pueden presentarse incluso después de dejar de tomar este medicamento. Vale enteramente la pena considerar los posibles efectos secundarios antes de decidir iniciar un tratamiento contra la caída del cabello que incluya este fármaco.

Medicamentos: Propecia.

Posibles efectos secundarios:

  • Disminución de la libido
  • Disfunción eréctil
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo

Sobre qué hablar con su médico:

Rogaine es una marca que está disponible para tratar la caída del cabello y no ha sido relacionada con ningún efecto secundario sexual.

Medicamentos para el colesterol alto

Las estatinas son el principal medicamento para el colesterol alto. Al parecer, estas causan mayores problemas sexuales en hombres que en mujeres, sobre todo por su potencial interacción con los niveles de testosterona. Lo curioso es que se ha demostrado que las estatinas pueden provocar y, a la vez, mitigar la disfunción eréctil.

Medicamentos: rosuvastatina, fluvastatina, atorvastatina y zimvastatina.

Posibles efectos secundarios:

  • Disminución de la libido
  • Disfunción eréctil
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo

Sobre qué hablar con su médico:

Conversa con tu médico para analizar tus niveles hormonales. Él puede prescribir un tratamiento de testosterona si cree que las estatinas están afectando tus niveles de testosterona.

Anticonceptivos hormonales

Los efectos secundarios sexuales de los métodos anticonceptivos son un tema polémico y complejo. Es frustrante, pero los estudios sobre la materia no son tan frecuentes como deberían, dada la cantidad de mujeres que toman anticonceptivos hormonales. Estos cambian los niveles hormonales de tu cuerpo y, por tanto, a las hormonas que influyen en tu libido. Muchas mujeres señalan que su deseo sexual ha disminuido debido al uso de un método anticonceptivo hormonal. Sin embargo, por otra parte, ser consciente de que se sigue un método anticonceptivo confiable puede aumentar la libido.

Advertisement

Medicamentos: hay cientos de métodos anticonceptivos hormonales. Los más comunes son el parche anticonceptivo, la píldora, el anillo vaginal y las inyecciones.

Posibles efectos secundarios:

  • Disminución de la libido
  • Disminución de la lubricación vaginal

Sobre qué hablar con su médico:

La Dra. Batra recomienda hablar con su médico sobre otros métodos anticonceptivos. Las opciones incluyen métodos no hormonales como los condones o el diafragma. O puedes también consultar sobre el ParaGard, un dispositivo intrauterino no hormonal.

Use lubricante para disminuir la sequedad.

Analgésicos

Los analgésicos, en especial los opioides, pueden causar estragos en tu vida sexual (y en tu vida general). Hay pocos afortunados que solo necesitan tomar analgésicos por un corto período, para una lesión específica, por ejemplo. Sin embargo, aquellos que padecen dolor crónico tienen que lidiar con los efectos secundarios por mucho más tiempo. La Dra. Batra dice que “El uso crónico de opioides está asociado con una disminución de los niveles de hormonas sexuales, lo que provoca una baja libido, disfunción eréctil, infertilidad y problemas de humor”.

Medicamentos: oxicodona e hidrocodona.

Posibes efectos secundarios:

  • Disminución de la libido
  • Disfunción eréctil
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo

Sobre qué hablar con su médico:

Tu médico y tú necesitan un plan específico para el manejo del dolor. La Dra. Batra dice lo siguiente al respecto: “Este efecto secundario presenta mejoras al disminuir las dosis o retirar completamente los medicamentos opioides. Converse con su doctor sobre tratamientos adjuntos para el dolor que le puedan ser aplicados, entre los que se encuentran los fármacos no opioides, la terapia física, los ejercicios de bajo impacto, la acupuntura, el masaje y la meditación”.

Advertisement

Por otro lado, los hombres lo tienen más sencillo que las mujeres en este campo. Si eres un hombre, tu médico puede prescribirte terapia de testosterona para combatir los efectos secundarios sexuales inducidos por los opioides.

Consejos generales

Toma en serio los efectos secundarios sexuales. Lo sé, puede ser difícil concentrarte en tu vida sexual cuando tienes urgentes necesidades de salud, pero no olvides que, si la quieres, mereces una vida sexual plena y saludable. Dedica tiempo y esfuerzo a reconocer y tratar los efectos secundarios sexuales.

Advertisement

Cuídate. Todos sabemos qué cosas hacer para mantenernos saludables (ejercitarnos, comer bien, dormir, no estresarnos). Sin embargo, a pesar de su importancia, es demasiado fácil dejarlo de lado. No obstante, el ejercicio y una buena dieta pueden combatir muchos efectos secundarios, además de ser muy buenos para tu salud.

Habla con tu médico. Como vengo repitiendo, es crucial tener de tu lado un doctor cuando haya que abordar el tema de los efectos secundarios sexuales. La Dra. Batra sostiene que “Tu médico está del todo interesado por saber sobre cualquier efecto secundario que estés experimentando”. ¡No tengas miedo de hablar!

Aboga por ti mismo. Los médicos también son personas, y no todos son tan abiertos a hablar sobre sexo como la Dra. Batra. Algunos no toman los efectos secundarios sexuales como un tema serio, o quizás pueden sentirse avergonzados o incómodos de hablar sobre tu sequedad vaginal o tu erección flácida. Al inicio, puede resultar raro hablar sobre tu vida sexual; sin embargo, si llega a ser necesario, cambia de médico. Si estás en una relación, puede ser de mucha ayuda acudir con tu pareja a tus citas para que te brinde su apoyo.

No te automediques. Punto.

Dale tiempo. Darte cuenta de un efecto secundario sexual puede ser increíblemente angustiante, pero como señala la Dra. Batra, es importante darle a tu cuerpo algo de tiempo para adaptarse a nuevos medicamentos, combinaciones o dosis. Puedes llegar a notar que los efectos secundarios disminuyen o incluso desaparecen. Durante todo este proceso, es importante que continúes hablando con tu médico.

Advertisement

Habla sobre tus expectativas. Si estás en una relación, mantén abiertos los canales de comunicación. Habla acerca de lo que quieres y necesitas en tu vida sexual, y sobre cómo actuar frente a los efectos secundarios sexuales. Quizás no seas capaz de eliminarlos, pero formar parte de un equipo te puede hacer sentir mejor.

Cambia tus ideas sobre el sexo. El sexo puede no ser el de siempre, pero eso no quiere decir que sea un problema. Existe un lado positivo en los efectos secundarios sexuales: te obligan a ser más creativo y tener una mente más abierta a la hora de definir el sexo, ya sea en tu vida sexual en solitario o dentro de una relación.