Volkswagen se encuentra en mitad de una crisis importante. El fabricante automotriz está siendo investigado en Estados Unidos por trucar las emisiones de sus vehículos diesel. El escándalo no se limita solo a ese país. Ahora las autoridades francesas y alemanas piden que se investigue a la compañía en todo el mundo.

¿Qué ha pasado?

El escándalo saltó el pasado viernes 18 de septiembre, cuando la Agencia de Protección Medioambiental Estadounidense (EPA) descubrió que Volkswagen había manipulado el funcionamiento de sus coches para maquillar las cifras de emisiones contaminantes a la baja. En otras palabras, cuando los vehículos eran puestos a a prueba para medir sus emisiones no daban una medida exacta de lo que realmente contaminaban. Según la EPA, en circunstancias reales de conducción, los niveles de contaminantes son 40 veces mayores.

Advertisement

¿En qué consiste el fraude?

La respuesta está en el uso abusivo de un modo test que se emplea precisamente para probar el funcionamiento de los coches sobre rodillos estáticos en un taller. Este modo de prueba no es malo por si mismo, y lo utilizan muchas compañías, pero Volkswagen lo manipuló para engañar a la EPA y a la agencia responsable de la calidad del aire en California. Ambos organismos realizan sus pruebas de emisiones colocando los coches sobre rodillos en un taller, y Volkswagen altero el funcionamiento del modo test para que el motor trabajara en un régimen con emisiones controladas durante la prueba. En carretera este control deja de funcionar por completo.

¿A qué vehículos afecta?

El trucaje del modo test afecta a varios modelos diesel comercializados entre 2008 y 2015, entre ellos los Volkswagen Jetta, Beetle, Audi A3 y Golf, además de los Passat fabricados entre 2014 y 2015. Solo en Estados Unidos, las agencias de protección medioambiental han ordenado la revisión de casi medio millón de vehículos (482.000).

Sponsored

Actualización: Volkswagen ha reconocido públicamente que hay más de 11 millones de vehículos afectados por el fraude de la medición de emisiones. El motor concreto que sufre este problema es el Type EA 189 common rail diesel. La compañía ha reservado 7.200 millones de dólares para mitigar los gastos derivados del escándalo. Según la revista alemana Der Tagesspiegel, el CEO de la compañía, CEO Martin Winterkorn, acaba de ser reemplazado por Matthias Mueller.

¿Es un caso único de Estados Unidos?

En Estados Unidos es donde se ha destapado el escándalo, pero las autoridades europeas comienzan a sospechar que el fraude es a nivel mundial. Oficiales franceses y alemanes han solicitado a la Comisión Europea que investigue el asunto en el viejo continente. De momento no se ha puesto en marcha una comisión de investigación como tal, pero la UE lleva años luchando por regular de manera más drástica las emisiones de los diesel, algo a lo que grupos de presión del mundo del motor siempre se han opuesto.

¿Qué pasará en Europa?

En Europa, la nueva normativa que regula especialmente los motores se conoce como Euro 6. Afecta a la homologación de nuevos modelos y es obligatoria desde el día 1 de septiembre de 2015 para todos los vehículos matriculados en la UE. En lo que respecta a homologación de vehículos en circulación, es aplicable desde el 1 de septiembre de 2014.

La norma Euro 6 es muy drástica con los diesel. Reduce a la mitad las emisiones contaminantes de óxidos de nitrógeno respecto a la Euro 5 (80 miligramos por kilómetro). Si supera esa cifra, los estados miembros están obligados a retirar la homologación del vehículo de manera inmediata, lo que impediría su circulación legal. Solo los vehículos destinados al transporte de mercancías y usos especiales tienen una moratoria especial de un año para adaptar sus emisiones.

¿A qué sanciones se enfrenta Volkswagen?

De momento no está claro. Solo en Estados Unidos, esta manipulación le podría valer una multa de hasta 38.500 dólares por cada vehículo, lo que se traduciría en una sanción por encima de los 18.000 millones de dólares.

La peor parte no es la multa, sino el daño a la imagen de la compañía. Las acciones de Volkswagen han bajado un 20% solo durante el lunes inmediatamente posterior al escándalo. Se prevé que también afecten a las ventas de vehículos de la compañía. En unas recientes declaraciones, el jefe de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn ha pedido disculpas por el escándalo y ha asegurado que la compañía “pagará lo que tenga que pagar” para restaurar la confianza y reparar el daño.

Actualización: Según informa Bloomberg, las acciones de Volkswagen han caído nada menos que un 38% en solo dos días. Es el equivalente a unos 25.000 millones de euros en valor de mercado.

¿Qué pasa si tengo un coche afectado?

Aún es muy pronto para saberlo. Si vives en Estados Unidos, es probable que ya se hayan puesto en contacto contigo para una revisión extraordinaria. Si vives fuera de Estados Unidos, todo depende de la normativa de emisiones de tu país, y de si la administración decide tomar cartas en el asunto. Si se detecta el mismo fraude en Europa, la normativa comunitaria exigirá con toda seguridad que se revisen los vehículos afectados, y es probable que Volkswagen tenga que hacerse cargo de los gastos.

Foto de portada: AP Photo/Jens Meyer

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)