La mayoría de las personas en Florida probablemente no están pensando en la seguridad de sus coches cuando preparaban para el huracán Irma, que tocó tierra esta mañana. Sin embargo, hay algunos que sí se preocuparon por dónde iban a guardar sus coches durante Irma. ¿Por qué? Estas personas son propietarios de coches con un valor de millones de dólares.

Brett David, el CEO del concesionario de coches de gama alta Prestige Imports en Miami, es una de esas personas. David tiene coches con un valor de millones de dólares en su inventario y quería estar preparado. Según el Miami Herald, David le preguntó al promotor inmobiliario Gil Dezer esta semana si podría usar el penthouse (o el ático) vacío de Porsche Design Tower, una de sus propiedades, para guardar algunos de los coches durante la tormenta.

Advertisement

Porsche Design Tower es una torre residencial de lujo en Miami con 57 plantas que es especial por varias razones. Una de ellas es que tiene un ascensor lo suficientemente grande para cargar coches. El propósito de este aparato es justo lo que piensas: es para que las personas puedan subir su coche a su casa, si desean. Business Insider informó en 2016 que más de 20 multimillonarios ya habían comprado un apartamento en Porsche Design Tower.

Actualmente, según el Herald, el penthouse vacío al que se refería David tiene cuatro plantas y se está vendiendo por un valor de $32.5 millones. El apartamento puede almacenar 11 coches cómodamente.

Afortunadamente para el CEO del concesionario, Dezer le dijo que sí. No se sabe si Dezer le dejó usarlo gratis o si tuvo que pagar algo. Al final, David se mostró muy contento y agradecido por el favor. Publicó fotos de la mudanza de 10 coches de su empresa en una publicación en su Instagram en la cual también le dio las gracias a Dezer y al equipo de Prestige Imports.

David movió los coches a la torre él mismo. En total, los 10 vehículos tienen un valor de más de $25 millones. Entre los coches están dos Pagani Huayras ($2.8 millones cada uno), un Pagani Zonda HP Barchetta ($15 millones), un Ferrari LaFerrari ($3.8 millones), un Mercedes Benz SLR 722S descapotable ($1 millón), un Lamborghini Countach de 1989 ($700.000) y un Shelby GT500 Fastback de 1967 ($300.000).

Al parecer, David no fue el único que pensó en proteger a sus coches. Aunque un 90% de los inquilinos de Porsche Design Tower todavía no han entrado a ocupar sus nuevos apartamentos, guardaron más de 60 coches en la torre durante el huracán.

[Miami Herald]