Imagen: AP

El sueño de muchos y la pesadilla de otros. Imagina que mañana Estados Unidos decidiese por mayoría absoluta convertirse en vegana. La población entera del país más poderoso del mundo abrazando el “verde” en detrimento de la carne. ¿Qué impacto tendría sobre el planeta?

Esta misma pregunta se la hicieron las investigadoras Robin White y Mary Beth. Ambas han abordado el tema en un nuevo estudio que se enfoca en el impacto que tendría para la ganadería y la industria de la carne, en la nutrición estadounidense y sobre las emisiones de gases de efecto invernadero.

Advertisement

En primer lugar, el trabajo modeló el escenario que quedaría si se eliminara toda la agricultura animal de las granjas estadounidenses, lo que a su vez eliminaría todos los alimentos de origen animal de las dietas de las personas.

Bajo ese supuesto, si se emprendiera un plan tan radical, calcularon que las emisiones de gases de efecto invernadero agrícolas disminuirían en un 28%, una reducción sustancial, aunque también significativamente menor que el 49% de las emisiones agrícolas que los propios animales de granja son responsables en el modelo de equipo.

Imagen: AP

¿Qué significa? Que sin los animales de granja en la ecuación, el hombre tendría que administrar el sistema agrícola restante de toda la planta sin la ayuda continua de estos.

Advertisement

Como resultado, las investigadores concluyen que se incurriría en una carga de emisiones de gases de efecto invernadero en cosas como la síntesis de fertilizantes de cultivos para reemplazar el estiércol animal, o la eliminación de desechos de plantas no comestibles para humanos, que actualmente se eliminan con animales de granja.

No sólo eso, hacer uso de tierra de cultivo adicional una vez que los animales de granja no están, también produciría nuevas emisiones de las granjas de planta única, que también son un importante contribuyente de emisiones. Con todo, el estudio estima que, bajo el supuesto de que los estadounidenses se cambiaran a una dieta vegana, las emisiones totales disminuirían en un 2,6%.

Ahora bien, este escenario plantea otra preguntas. Por ejemplo, sin carne, ¿cómo afectaría a la dieta de la población? La respuesta no esta nada clara. Si bien el modelo del estudio sugiere que la producción total de alimentos en Estados Unidos sin animales sería un 23% mayor que con animales, principalmente gracias a una mayor disponibilidad de granos y legumbres, desde un punto de vista nutricional, habría algunas deficiencias graves en términos de suministro. Según explica White a Science:

McDonalds. AP

Con raciones cuidadosamente balanceadas, se puede cumplir con todos tus requerimientos de nutrientes para una dieta vegetariana. Pero si nos fijamos bien, los tipos de alimentos que parecen llevar a cabo esta labor, actualmente no se producen en cantidades suficientes como para que sean una dieta sostenible para toda la población.

Para ser más específicos, las investigadoras encontraron que un sistema agrícola libre de animales no proporcionaría suficiente calcio a la población estadounidense, ni cantidades suficientes de vitaminas A y B12, ni de ácidos grasos araquidónico, eicosapentaenoico y docosahexaenoico. Para las investigadoras:

A pesar de la producción de una mayor cantidad de alimentos en el sistema de solo plantas, las dietas reales producidas a partir de los alimentos dan como resultado un mayor número de nutrientes deficientes y un exceso de energía.

White explica que, en líneas generales, la eliminación de los animales dio como resultado dietas que no son viables a largo o corto plazo, sobre todo a la hora de satisfacer las necesidades nutricionales de una población entera como Estados Unidos.

En cualquier caso, se trata de un modelo hipotético, aunque ciertamente esclarecedor (a grandes rasgos) sobre el alcance e impacto que podría tener una idea tan radical, sobre todo tratándose de un país como Estados Unidos. [PNAS vía Science]