La foto es tan inusual, que parece falsa, pero no. El tirador deportivo que intentó desatascar su revolver Smith & Wesson .357 Magnum volviendo a disparar hasta seis veces simplemente ha sido muy afortunado. Los proyectiles se atascaron en perfecta formación a lo largo del cañón del arma, llegando incluso a fundirse con las paredes del tubo. Normalmente los resultado de estos atascos no son tan benignos.

Según explica el redditor NitsujTPU, los atascos en una pistola o un revolver pueden llegar a ser peligrosos para la persona que empuña el arma. En algunos casos, el accidente simplemente hace que la pistola lance un chorro de gas, residuos, o incluso el casquillo del arma a la cara del tirador. En algunos modelos de revolver, sin embargo, el tambor del arma explota, llegando a producir heridas serias en la cara o las manos.

Advertisement

NitsujTPU explica que estos accidentes suelen ocurrir debido a defectos en la carga de pólvora de la munición. Muchos tiradores deportivos recargan ellos mismos de pólvora la munición porque es más barato, o porque tratan de alterar el alcance o potencia del arma. El que juega con fuego, a menudo acaba quemándose. [vía NitsujTPU en Reddit]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)