Ha llegado esa época del año. Nuevos iPhone y, con ellos, experimentos de todo tipo, como lanzarlos desde las alturas para probar su resistencia (algunos lo hacen sin querer y en directo en TV), enterrarlos bajo tierra, o meterlos en un microondas a ver qué ocurre. Todos bastante previsibles. Pero, ¿qué ocurre si lo sumerges en nitrógeno líquido y lo golpeas después?

En RatedRR han probado a hacerlo con un iPhone 6 Plus porque.... por qué no. Tras sumergirlo en nitrógeno líquido, es decir, a una temperatura de -196º centígrados, el móvil deja de funcionar pero, aparte de eso, se queda de una pieza, tal cual. ¿Y sí lo aplastas bajo un martillo justo después? Uno pensaría que sí, se rompe, pero no en la forma en la que se muestra en este vídeo a cámara superlenta: estalla en miles de piezas congeladas como si estuviera fabricado por completo de cristal. El experimento, debajo:

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)