Estas a punto de cocinar en casa, enciendes el fuego... y de repente te acuerdas de que tenías una entrevista de trabajo en 10 minutos. Te duchas, te vistes y sales corriendo a la cita. Pero cuando ya estás en el autobús te asalta una duda que te corta la respiración: no recuerdas haber apagado el fuego. ¿Y ahora qué?

La respuesta corta en este caso en particular es que probablemente no pasa nada, eso sí, únicamente en el caso de que no llegaras a colocar una cacerola o sartén en el fuego. La razón es muy sencilla y la ofrece John Drengenberg, un ingeniero eléctrico y director de la compañía de seguridad Underwriters Laboratories para el consumidor.

Advertisement

Drengenberg se ha pasado los últimos 50 años de su vida probando los fuegos de las cocinas, tanto de gas como eléctricos. Así que si alguien sabe lo que ocurre cuando alguien se deja encendido un horno o un fuego, ese es sin duda Drengenberg:

La respuesta es muy simple. Los fuegos de las cocinas están diseñados para funcionar indefinidamente. ¿Lo recomendamos? Absolutamente no. Pero aunque no es la mejor idea mantener una llama abierta, si esto ocurre en tu casa lo normal es que no pase nada. Si dejas el fuego y no hay nada encima o al lado, probablemente seguirá funcionando cuando vuelvas.

La compañía de Drengenberg comprueba casi todos los fuegos que llegan al mercado y parte de los tests que realizan implica asegurar que cada uno de ellos alcanza la estabilidad térmica. Dicho de otra forma, ellos son los encargados de verificar que la temperatura de las placas y encimeras de vitrocerámica funcionan correctamente.

Advertisement

Sin embargo y como apunta el ingeniero, cuando escuchamos que la principal causa de los incendios de las casas se encuentra en algún descuido de la cocina, también están en lo cierto. Ocurre que el problema no es el fuego, sino lo que la gente se deja encima de él en muchos casos. Una olla con demasiado líquido puede acabar con la casa en llamas en un tiempo relativamente corto, aunque tarda más si lo que te has dejado son, por ejemplo, unas papas friendo en aceite.

Así que la próxima vez que salgas de casa con prisa y te surja la duda de si dejaste o no encendido un fuego en la cocina, piensa primero si habría algo sobre la placa, en cuyo caso dile al conductor que pare lo antes posible. [Digg]