Imagen: Getty Images

Imagina que eres un psicópata con cierto entrenamiento médico. Tienes inconsciente al tipo que quieres torturar en una camilla y buscas que se despierte sin un órgano importante. En el hipotético (e improbable) caso, ¿cuál supondría la muerte más desagradable?

La macabra pregunta y la (experta) respuesta la encontramos en Quora. Ese espacio donde el saber no ocupa lugar, ni siquiera para cuestiones tan peliculeras como la que describimos.

Si aceptamos daño sin extirpar

Como apunta el estudiante de medicina, Jen Gibson, si simplemente se tratara de producirle el mayor dolor posible hasta la muerte a una víctima, bastaría con hacer un corte en la pared de los intestinos. ¿Por qué? Porque el intestino humano está lleno de bacterias, literalmente millones por centímetro cuadrado.

Advertisement

Por el contrario, su cavidad abdominal (la que sujeta la mayor parte de las vísceras) es un ambiente estéril. Si las bacterias intestinales acceden a este espacio estéril, por ejemplo a través de un corte o perforación en la pared intestinal, se produciría una infección llamada peritonitis. Sin tratamiento, la peritonitis es fatal. Incluso con el mejor tratamiento actual, la tasa de mortalidad es de más del 40%. Según Gibson:

A medida que la infección se establece, la persona desarrolla fiebre alta, escalofríos y dolores corporales. A continuación, aparecen los dolores abdominales que empeoran la situación. Más tarde las náuseas y los vómitos. Luego, la infección entrará en el torrente sanguíneo y hará que los órganos se apaguen (sepsis).

La presión arterial baja y la respiración se vuelve cada vez más difícil para la persona. Lo peor de todo es que esta muerte toma al menos unos días, y la persona está agonizando todo el tiempo.

La peritonitis es una infección que tratamos de prevenir en la medicina. Esta es una de las razones por la que los pacientes que tienen algún tipo de cirugía en el intestino toman antibióticos antes, durante y después del procedimiento.

Una muerte horrible, de eso no hay duda, pero no se ajusta exactamente a los parámetros del titular, así que volvemos a formular la pregunta: si extirpamos un órgano del cuerpo humano, ¿cuál sería el más doloroso hasta llevar a la muerte?

La muerte más dolorosa por la falta de un órgano

La respuesta la ofrece el estudiante de medicina R. Gatchalian, quién explica que ese órgano está relacionado íntimamente con una pequeña agonía que todos hemos sufrido alguna vez, aunque en este caso, de por vida hasta morir: la uretra.

Advertisement

Te has estado aguantando las ganas de orinar durante demasiado tiempo. Te sientes como si tu vejiga estuviera a punto de explotar. A medida que la presión sigue creciendo, el más mínimo movimiento es una puñalada al intestino. Cruzas las piernas de forma inquieta y nerviosa, un torrente de sangre calienta tu piel mientras te obligas a retener el torrente que pide salir. Solo un poco más, ya estás casi, un poco más.

Esto nos ha pasado a todos más de una vez pero, ¿y si el “alivio” nunca llegara? ¿Y si nunca pudieras hacer pis de nuevo en tu vida? En ese caso y como explica Gatchalian, a esa persona le espera la muerte más dolorosa:

Si a una persona le extirpan la uretra, al principio siente que la vejiga se llena como de costumbre. Lo normal es que intente retener la orina a medida que el dolor aumenta, pero con el tiempo, con la vejiga hinchada a un tamaño cada vez más imposible, su cuerpo toma el control y libera la orina de la vejiga.

Desgraciadamente, en ese punto sólo la uretra bloquea la orina. Por tanto, la vejiga continúa hinchándose. Frente a este aumento de la presión, sus riñones comienzan a producir menos orina. Los residuos se acumulan en el torrente sanguíneo y comienzan a causar náuseas. Entonces, el equilibrio del electrolito de su cuerpo se desprende, causando una función nerviosa del cuerpo. El corazón empieza a latir anormalmente.

Como detalla Gatchalian, cuando finalmente la vejiga estalla, “libera una devastadora inundación de toxinas en el cuerpo que acaban con el individuo. Si es que no ha muerto antes”. Definitivamente, quitarle la uretra a alguien conduce a una muerte insoportable. [Quora]