Foto: Gandik / Facebook

Una noche cualquiera en Nueva Dheli. Te acercas a la ventana para cerrarla y ahí está: una polilla descomunal. Y eso no es lo peor. Del abultado abdomen rojo brillante del insecto sobresalen cuatro tentáculos enormes y cubiertos de pelo, como si algún tipo de parásito estuviera a punto de eclosionar de su interior.

Con semejante aspecto, no es de extrañar que la foto y el vídeo que la acompaña se hayan hecho virales en un abrir y cerrar de ojos. Entre los comentarios no falta quien reconoce que se encuentra eso en casa y la quema hasta los cimientos. Por fortuna, no se trata de ningún xenomorfo a punto de salir de la pobre mariposa. Se trata de una Creatonotos gangis, una especie de polilla relativamente común en el sudeste asiático y, cómo no, en Australia.

El macho de la Creatonotos mide alrededor de cuatro centímetros de envergadura, pero cuando llega la época de apareamiento despliega una serie de apéndices inflables llamados Coreata que segregan feromonas para atraer a las hembras. No son, en definitiva, más que antenas para hacerse ver. La especie es inofensiva para el ser humano, pero la impresión que deja en las personas que sienten desagrado por los insectos es más que comprensible. [Facebook vía ZeeNews]