Hoy en día internet se ha convertido no solo en una herramienta para comunicarnos sino en parte imprescindible de nuestras vidas. Dependemos de estar conectados, especialmente gracias a los servicios de plataformas como la de Google. Pero, ¿qué sucede cuando el motor de búsquedas más grande del mundo está caído?

Muchos niegan ser dependientes de internet por una cuestión de orgullo, de negación. No obstante, la realidad es que para cada vez más profesiones es elemental contar con una dirección de correo electrónico, el fácil acceso a la información y una agenda de calendario (en muchos casos compartida). Google ofrece todo esto y por ello sus servicios son tan utilizados en todo el mundo.

Advertisement

Las caídas absolutas de Google han sucedido muy pocas veces, pero cuando ha pasado ha sido catastrófico en muchos sentidos. En el año 2013 Google estuvo caído durante menos de 3 minutos, y el tráfico de internet cayó en un 40% por ciento. Sí, para entonces, casi la mitad del tráfico de internet pasaba por Google y sus plataformas en algunos momentos del día.

Advertisement

Un ingeniero de software para Google lista algunas de las cosas que sucederían si se cayera por al menos 30 minutos:

“Durante los primeros minutos la gente no se daría cuenta de lo que está sucediendo. Algunos llamarán a sus proveedores de internet y otros intentarán reiniciar el módem y router desesperados por una solución. Una vez se percaten de que el problema es Google y no ellos, las redes sociales se llenarán de quejas, críticas y gritos de desesperación. Los mensajes como “Dios mío no lo puedo creer” se verán por todo Facebook.

En cuanto a las búsquedas, las personas comenzarán a migrar a otros servicios. Bing y DuckDuckGo, por ejemplo, serán los que recibirán de brazos abiertos a estas personas en búsqueda de información. Los usuarios de cientos de millones de smartphones Android estarán desconcertados ante la falla de prácticamente todos los servicios de los que depende ese sistema operativo. Y, en general, el tráfico de internet en prácticamente todo el mundo caerá drásticamente. China será una de las pocas naciones que se salvará”.

Las consecuencias a nivel de usuario se resumen en caos, desesperación y mucha confusión. Sin embargo, a nivel empresarial es aún peor. Un sinfín de empresas en todo el mundo dependen de las plataformas corporativas de Google, por lo que al estar caídos Gmail, Calendar y Drive sus negocios se paralizarán por completo. Sin necesidad de especular podemos estar seguros de que esto tendrá como consecuencia pérdidas millonarias para estos negocios.

Una vez Google regrese y vuelva todo a la normalidad comenzaremos a ver cómo el mundo comienza a especular al respecto. ¿Se trataría de un ataque de hackers, Corea del Norte o algo peor? Todo esto mientras Google aparece para ofrecer un comunicado oficial y aclarar los hechos.

Advertisement

Advertisement

Pero el daño ya estará hecho, la dependencia que la mayoría de usuarios de internet tiene en Google y sus servicios (ya sea a nivel personal o corporativo) es innegable. Google no puede darse el lujo de caerse, ni siquiera por 30 minutos. Porque lo que para nosotros es una fracción mínima de tiempo, a nivel empresarial puede significar millones en ganancias o pérdidas.

Lo único bueno de que caiga Google es que, sin acceso a YouTube, la productividad de millones mejoraría drásticamente. [vía CNET / Quora / Quora]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.