Foto: Flazingo

Si estás buscando trabajo, probablemente hayas leído ya todos los consejos imaginables sobre cómo hacer que tu curriculum destaque, pero hay un detalle del qué pocas veces se habla. ¿Cuál es la tipografía que mejor imagen da a la hora de buscar trabajo? Una pista: no es Comic Sans.

La tipografía es una pequeña ciencia en sí misma, no una cuestión de capricho. Hay tipos de letra que te harán parecer viejo y desactualizado. Otros sencillamente hacen difícil la lectura. La cadena CNBN ha preguntado a varios tipógrafos y diseñadores gráficos profesionales cuáles son las mejores fuentes gratuitas (que vienen incluidas en Word o Google Docs) para dar buena imagen en nuestro curriculum. Hay tres claros ganadores:

1.-Georgia

La mitad de los ocho expertos consultados por CNBC eligieron esta tipografía como su favorita. En esencia, es una versión modernizada de la veterana Times New Roman. Es muy fácil de leer, pero no da una imagen tan clásica y anticuada como la Times.

2.-Gill Sans

El segundo tipo de letra favorito de los profesionales es la Gill Sans en sus variedades Regular y Light (Las negritas y variedades Bold son un poco excesivas). Dan un aspecto limpio y moderno al curriculum, sin resultar demasiado exuberantes.

3.-Calibri

La tercera opción más recomendada es Calibri, un tipo de letra clásico y seguro de usar. No en vano es el tipo de letra por defecto en Windows. Su única pega es que puede hacer pensar al empleador que no te has molestado mucho en buscar una tipografía. Por lo demás es perfecto.

Estas tres son la mejor elección, pero hay otros tipos de letra muy válidos también. La lista de las mejores fuentes se completa con los siguientes finalistas: Constantia, Merriweather, Franklin Gothic, Verdana, Cambria, y Corbel.

Advertisement

Algunas de estas tipografías tienen familias completas y es posible usar un miembro de la familia para titulares, y otro para los textos. La norma aquí es que, aunque los tipos sin serifa son más limpios, también cansan más la vista en textos largos. La lógica dictaría por tanto que es mejor usar Merriweather Sans (sin serifas) para titulares, y Merriweather regular (con serifas) para textos.

Recordemos que las serifas son esos pequeños abultamientos y remates que tienen las letras (fíjate en el extremo de la letra p en el ejemplo de arriba). Un último apunte: envía siempre tu curriculum en formato PDF cerrado. Así la persona que lo lea lo hará con la tipografía que tú elegiste. Si lo envías en formato Word, corres el riesgo de que tu interlocutor no tenga ese tipo de letra y el programa lo sustituya por otro, a menudo con resultados desastrosos. [CNBC vía Design Taxi]