Los edificios de la época del imperio romano llevan tanto tiempo con nosotros que se diría que ya lo sabemos todo de ellos, pero no es así ni mucho menos. Científicos de la Universidad de Vigo, en España, acaban de publicar un estudio con los resultados de aplicar técnicas de medición mediante radares y láseres a más de 80 puentes de la época romana en España. Los resultados son espectaculares.

El uso de estas técnicas no es nuevo. En Latinoamérica ya han servido para descubrir ciudades ocultas bajo la vegetación de la selva, o estructuras enterradas. Aplicadas a los antiguos puentes de los romanos, las mediciones mediante GPR (Ground Penetrating Radar) y LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging) están descubriendo toda clase de detalles inéditos, desde inscripciones renacentistas, hasta nuevas estructuras enterradas, o restauraciones de hace siglos.

En el puente romano de Segura, en la frontera entre España y Portugal, el estudio ha servido para descubrir dos nuevos arcos, así como inscripciones y modificaciones posteriores. Los datos que ofrecen el GPR y el LIDAR se unen a imágenes térmicas y de perfil para generar una imagen 3D de la construcción que revela también los diferentes materiales ocultos en su interior o su densidad.

Los resultados del estudio realizado por el Grupo de Geotecnología Aplicada de la Universidad de Vigo acaban de publicarse en la revista Journal of Bridge Engineering, y forman parte del programa SITEGI de revisión de infraestructuras mediante nuevas tecnologías. Aparte de su valor histórico, la aplicación de esta técnica permite descubrir posibles fallos en la estructura para conservar mejor estos puentes, que son patrimonio protegido por la Unesco. [Journal of Bridge Engineering vía Science Daily]

Advertisement

Fotos: Recreación 3D del Puente de Segura [Universidad de Vigo] y foto del puente real [Caligatus, en Wikipedia, bajo liciencia Creative Commons]