Expertos en seguridad descubrieron información que permite rastrear los movimientos de más de 34.000 barcos. A través de los receptores del Sistema Automático de Identificación Marina (AIS) conectado a Internet, les fue posible determinar la ubicación geográfica exacta.

La gente de Rapid7 que continuamente escanea puertos en Internet para detectar fallas de seguridad esta vez se topó con algo grande. Descubrieron que cerca de 160 emisores AIS siguen activos y responden vía Internet.

Advertisement

Esto es porque muchos de los emisores se conectan directamente a Internet a través de servidores de puerto serial que van a bordo de los barcos, boyas u otro marcador de navegación. Mientras que los dispositivos receptores se instalan en la Guardia Costera y otras instalaciones marítimas en tierra para prevenir colisiones en el mar.

Sin embargo, Rapid7 fue capaz de conectarse más de dos gigabytes de datos relacionados con las posiciones barcos - incluidos los buques militares y policiales. Incluso en muchos de los casos la información extraida incluía el nombre del barco o el número de identificación. [Ars]

Fotografía: Julien Berthier