Probablemente ya hayas podido probar alguno de los visores de realidad virtual que hay ahí fuera. Todos ellos tienen un problema. Su campo de visión no se ajusta exactamente al punto al que estamos mirando. Parece un detalle sin importancia, pero marca una diferencia brutal entre lo que parece real y lo que no.

Una compañía alemana llamada Realities.io ha aplicado una técnica denominada fotogrametría a la realidad virtual. El resultado es sencillamente impresionante. La imagen general que producen gafas como el HTC Vive no solo parece más real, sino que permite acercarse a los objetos y verlos con mucho más detalle, o hacer zoom y examinar puntos del lugar donde nos encontramos como si estuvieramos allí.

La fotogrametría “determina las propiedades geométricas de los objetos y las situaciones espaciales a partir de imágenes fotográficas”. En otras palabras, es una cuestión de simple software que se podría aplicar a diferentes gafas de realidad virtual. Realities.io comenzará a aplicar su técnica en turismo virtual y en aplicaciones educativas para estudiar lugares de difícil acceso como yacimientos arqueológicos. [vía Upload y Motherboard]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)