Twitter (Country Living)

Es posible que alguna vez hayas escuchado sobre playas o pueblos que han desaparecido arrasados por la naturaleza. Lo que no suele ser normal es que lo que un día la naturaleza se llevó, pasadas más de tres décadas lo vuelva a depositar en el mismo sitio. Eso mismo acaba de pasar en Irlanda. Con una playa.

La historia tiene lugar en Achill Island, exactamente en la aldea de Dooagh (Irlanda) y lo que un día fue una preciosa playa de arena. Tras las terribles tormentas que tuvieron lugar en 1984 aquella costa desapareció transformando el escenario en una zona áspera y rocosa, ni un atisbo de lo que un día fue una postal de verano.

Prácticamente de la noche a la mañana, un litoral que había estado cubierto por arena suave y dorada se había convertido en un espacio sin encanto. Dicen los lugareños que los hoteles y las casas de huéspedes cerraron. Incluso las señales que permanecieron en el tiempo señalando el camino a la playa quedaron como un recuerdo triste del pasado.

Pero como si se tratara de un cuento, pasados 33 años la naturaleza ha decidio devolver a sus habitantes esa postal de verano que fue arrebatada. Tras una serie de mareas y tormentas parecidas a las ocurridas hace más de tres décadas, a finales de abril el espacio volvía a estar iluminado por la arena dorada. La playa había regresado. Según explicaba al diario The Guardian el gerente de turismo de la zona:

Advertisement

Advertisement

Una serie de tormentas enormes destruyeron la playa. Esta desapareció completamente y en 1984 fue la última vez que estaba allí. Y de repente en abril tuvimos ese resorte de frío sobre la Pascua con el viento que venía del norte. Era estable y probablemente debía haber transportado arena desde otra parte.

Para Alan Gielty, quien dirige un restaurante local, la llegada de la playa 33 años después supone un empujón a su negocio con la afluencia de turistas:

Tenemos un hermoso pueblo pequeño, pero es genial mirar y ver esta hermosa playa en lugar de sólo rocas. Desde que la gente ha visto la noticia de la playa hemos tenido muchos más visitantes del centro del país.

Hasta ahora, Achill Island era una remota y accidentada península en el oeste de Irlanda. Su habitante más famoso era Heinrich Böll, el escritor ganador del premio Nobel alemán que vivió en la isla en los años cincuenta y sesenta. Ahora habrá que contar con un nuevo ilustre a los libros de historia. El regreso de una playa que había desaparecido hacía mucho tiempo. [The Guardian vía AtlasObscura]