La Sociedad Interplanetaria Británica suena a club de entusiastas de los extraterrestres, pero nada más lejos de la realidad. Se trata de un grupo de investigación y desarrollo en el ámbito de la carrera espacial. La SIB ya concibió los cohetes modulares y las sondas lunares 30 años antes de las misiones Apolo. Ahora, este grupo se ha enfocado en una idea que cree posible: construir gigantescas colonias espaciales.

Curiosamente, el proyecto está basado en uno ya existente desarrollado por el físico de la Universidad de Princeton Gerard K. O'Neill en 1974. O'Neill elaboró un documento en el que afirmaba que era posible (con tecnlogía de los 70) construir enormes estructuras que albergaran ecosistemas en órbita y su propia gravedad para ser habitadas por seres humanos.

La Sociedad Interplanetaria Británica cree que el proyecto de O'Neall es perfectamente posible hoy en día, e incluso más fácil gracias a los avances en robótica y vuelos espaciales más baratos. Jerry Stone, de la SIB, está actualizando el estudio de O'Neall con nuevos materiales y tecnologías. La mayor parte de los materiales necesarios (Silicio para el cristal, aluminio, hierro y magnesio para la estructura) puede extraerse de la luna.

Advertisement

Evidentemente, la SIB no tiene los fondos necesarios para la puesta en marcha de semejante proyecto, pero cree que su presupuesto no estaría fuera del alcance de algunas corporaciones y millonarios aficionados al espacio. [vía BBC Future]

Imágenes: Elysium y NASA Space Center