Los equipos de rescate han logrado recuperar del agua una de las cajas negras del vuelo QZ8501 siniestrado de AirAsia. Se trata del sistema que guarda los datos del vuelo a cada instante. La otra caja negra, que graba las conversaciones de los pilotos, no se ha recuperado aún pero está localizada.

La recuperación de esta caja negra será fundamental para reconstruir qué ocurrió exactamente con el avión siniestrado. El jefe del operativo de rescate, Bambang Soelistyo, aseguró hoy en una rueda de prensa que encontraron el sistema a una profundidad de unos 30 metros, justo debajo de una de las alas del aparato. Según ha asegurado a la agencia Reuters Madjono Siswosuwarno, responsable de la investigación por parte del National Transportation Safety Committee de Indonesia, se ha logrado localizar también a varios kilómetros de distancia la otra caja negra, que contendría las grabaciones de los pilotos durante el vuelo.

Advertisement

El análisis de estas cajas negras revelará entre otras cosas cuál era el estado del motor en el momento del accidente, qué estaban haciendo y diciendo los pilotos, cuál era la altitud del avión y qué ocurrió en los minutos y segundos previos a estrellarse. Algunas de esas explicaciones empiezan de hecho a salir a la luz. Según apunta la CNN, citando un responsable de la investigación, el avión explotó tras chocar contra el agua. Es lo que se desprendería del análisis inicial de los restos hallados en el mar.

El pasado sábado se logró recuperar también la cola del avión y una parte del fuselaje. De momento, el equipo de rescate solo ha podido recuperar 48 cuerpos (32 han sido identificados) de los 162 fallecidos. [vía Reuters]

Fotos: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)