Gracias a los avances de la ciencia hoy sabemos que la el objetivo que perseguían los alquimistas la legendaria piedra filosofal, transformar un metal ordinario en oro, podría llegar a ser técnicamente posible pero resulta tan costoso y poco eficiente que simplemente no merece la pena. Ahora, las investigaciones de Newton a tal respecto han sido redescubiertas.

El documento en cuestión, manuscrito por el propio Newton, recoge los experimentos y sus respectivas descripciones utilizados por el científico con la intención de obtener una receta para el “Mercurio filosofal”. En la época, se pensaba que el mercurio filosofal era un ingrediente clave en la creación de la misma piedra piedra filosofal.

Advertisement

El texto ha sido identificado como una copia de un documento anterior, escrito por el que en principio es otro alquimista del siglo 17, Eirenaeus Philalethes. La identidad de Philaletes ha sido un misterio para historiadores y comunidad científica durante años, investigaciones recientes apuntan a que este podría ser en realidad el seudónimo de George Starkey, conocido químico de la época. Parece que Newton comenzó a trabajar en sus propia fórmula a partir de las anotaciones de Philalethes/Starkey.

No está 100% claro que pretendía el científico con dicha fórmula y si alguna vez llegó a intentar publicarla, pero no hubiese sido raro, según varios expertos. El manuscrito incluye además anotaciones varias de Newton relativas a otros experimentos e investigaciones, probablemente porque los papeles permanecían en su mesa tanto tiempo que a menudo les daba la vuelta para poder apuntar algo rápidamente o reutilizar el papel.

Sponsored

Imagen: Billion Photos/Shutterstock

El documento en cuestión se vendió por parte del gobierno británico durante la década de 1930 a diversas colecciones privadas. Desde entonces se está haciendo un esfuerzo por recuperarlos y este en concreto volverá pronto al que probablemente fue su lugar de origen, la universidad de Cambridge en Reino Unido.

La Chemical Heritage Foundation lo escaneará en las próximas semanas y lo subirá al proyecto The Chymistry of Isaac Newton, para que pueda ser accedido por cualquiera de manera gratuita. [vía Chemistry World]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.